Equilibrio entre vida personal y laboral: consejos para freelancers

E

El equilibrio entre vida personal y laboral es lo que en inglés se conoce como work-life balance. Sin embargo, en nuestras vidas cada vez más interconectadas, el proceso de separar los dos se está volviendo cada vez más difícil, especialmente para los autónomos. En este artículo, aprenderás cómo puedes lograr el equilibrio entre el trabajo y la vida privada.

La línea divisoria entre trabajo y ocio es cada vez más borrosa. Tu móvil suena a todas horas, incluso los fines de semana, revisas los correos electrónicos después del trabajo, las reuniones con los clientes no terminan antes de las 6 de la tarde…nunca hay un descanso.

Mayores desafíos para los autónomos
Para el 35% de los freelancers entrevistados, separar vida personal y laboral es uno de los mayores desafíos.

Y dado que el trabajo ya no se limita a ser en la oficina, no puedes dejarlo atrás. Este es el caso del 35% de los autónomos que participaron en nuestra encuesta Freelancer Market Study 2020. Afirmaron que la separación entre vida personal y laboral es uno de los mayores desafíos de los trabajadores independientes.

La idea errónea de que ser autónomo también significa estar disponible constantemente persiste obstinadamente en la sociedad. Los nuevos freelancers, en particular, tienen la sensación de que tienen que trabajar las 24 horas del día para lograr sus objetivos.

A la larga, este estrés es extremadamente peligroso para la salud y aumenta la posibilidad de que el trabajo que te gusta se vuelva una pesadilla. Para evitar que esto suceda, necesitas un buen equilibrio entre la vida personal y laboral.

Separador azul

¿Qué es el equilibrio entre vida personal y laboral?

La palabra lo indica: se trata de encontrar un equilibrio adecuado entre el trabajo y la vida privada para ser feliz en ambos. Esto se consigue cuando tanto tu vida fuera de la oficina como tu trabajo se interponen lo menos posible en el camino del otro e idealmente incluso se complementan entre sí.

Este equilibrio es sinónimo de un estilo de vida saludable que se centra tanto en la salud física como mental. Un buen equilibrio entre el trabajo y la vida personal reduce el estrés y la presión psicológica, que en el peor de los casos pueden conducir al agotamiento.

Creciente importancia del work-life balance

El hecho de que el tema sea cada vez más importante muestra que cada vez más personas sufren de un gran estrés y un mal equilibrio entre la vida laboral y personal.

Pero también muestra que las prioridades de los trabajadores están cambiando lentamente. Donde la carrera fue una vez la máxima prioridad, hoy también se prioriza el llevar una buena vida fuera del trabajo. El equilibrio entre la vida personal y laboral es la clave para la satisfacción personal de los autónomos, así como para una mayor calidad de vida y una mejor salud. Además, un buen equilibrio entre el trabajo y la vida personal también aumenta la motivación y la eficiencia.

Cómo equilibrar vida personal y laboral en cuanto freelancer

No existe una fórmula perfecta para un buen work-life balance de los freelancers. Todos tenemos un nivel de tolerancia al estrés y la presión diferente. Tómate el tiempo para lidiar con tus límites y tus capacidades y familiarízate con ambos. Cada uno es el encargado de definir su propio equilibrio personal.

Sin embargo, el equilibrio no significa que tengas que dividir tu trabajo y tu vida privada al 50:50. Es mucho más importante disfrutar e los momentos de la vida como tiempo de calidad. La calidad es la palabra clave aquí y claramente prevalece sobre la cantidad.

Lee nuestros consejos a continuación para saber cómo los autónomos y freelancers pueden lograr el equilibrio perfecto entre el trabajo y la vida personal.

#1 Establece horarios de trabajo

Aquellos que están disponibles las 24 horas del día no pueden concentrarse en sus tareas. Haz como la mayoría de los freelancers entrevistados en la encuesta Freelancer Market Study 2020 y define tus horarios de trabajo y la disponibilidad para tus clientes.

Las horas de trabajo no tienen que ser necesariamente de 9 de la mañana a 5 de la tarde. Piensa en cómo encaja mejor tu trabajo en tu vida diaria, cuándo eres más productivo y qué otras obligaciones tienes que cumplir. Piensa en las tareas que debes realizar con regularidad y crea un programa semanal con horarios para cada una de ellas.

Por ejemplo, si te levantas temprano, tu día de trabajo podría comenzar a las 6. Si puedes llamar a tus clientes solo a partir de las 8:30, programa el trabajo administrativo y las tareas que no requieran consulta externa para las horas anteriores. Si estás más activo por la noche, planifica las tareas que requieran poca interacción con compañeros o clientes en las últimas horas del día.

Presta atención a las necesidades individuales

Define tus horas de trabajo para que coincidan con las horas en las que el cliente pueda comunicarse contigo. Nada es peor para el equilibrio entre la vida laboral y personal que unas largas conversaciones con un cliente durante tu tiempo libre. Igual de importante: informa a tus colegas y clientes cuándo pueden comunicarse contigo (y cuándo no). Esto te permite disfrutar de tu tiempo libre sin estrés y puede ayudarte a evitar la necesidad de contestar tu teléfono fuera de los horarios de trabajo.

Con un horario de trabajo fijo, puedes trabajar cuando te resulte más conveniente. Lo más importante que debes recordar: comunica tus horarios de trabajo y cúmplalos. Esto también significa que las horas en las que no trabajas se consideran como tiempo libre en el que el negocio “descansa”. Cuanto menos pienses en tu trabajo en tu vida privada, ¡más agradable será tu trabajo! Y ese es el mejor requisito previo para ser un freelance exitoso.

#2: Crea un plan de trabajo

Si trabajas como freelancer, eres muy flexible a la hora de dividir tu tiempo durante tu trabajo. No obstante, debes dar importancia a la planificación del trabajo. Crear un plan de trabajo te ayudará a tener un mejor control sobre las tareas pendientes y las horas que estás dedicando al proyecto.

Si tu concentración es mayor por la mañana, entonces dedicas estas horas a las tareas más exigentes y no las dejes para el final. 

Acostúmbrate a realizar tus tareas antes de consultar tu correo electrónico, las noticias o las redes sociales. Es mejor establecer horarios regulares para leer y contestar a los correos, para evitar estar bajo presión de tiempo y estar estresado durante el resto del día.

#3 Tómate pequeños descansos

Además de concentrarte en el trabajo, piensa también en hacer pequeños descansos intermedios. Si te concentras durante muchas horas en una tarea, tu concentración podría disminuir. Tómate un descanso después de las tareas más extenuantes para respirar profundamente. Estos descansos pueden ser muy útiles para acabar una tarea y tener la cabeza despejada para empezar nuevas tareas.

También es importante comer fuera de la oficina. Lleva a tu perro a pasear, haz algunos recados, cocina o vete al gimnasio. 

Al menos un día libre a la semana

No solo necesitas descansos durante tu jornada laboral, sino también durante la semana, independientemente de si es domingo u otro un día. Si es posible, deja un día a la semana completamente libre de trabajo. Por supuesto puedes revisar tus correos electrónicos de vez en cuando, si eso te permite comenzar el día siguiente más relajado. Sin embargo, trata de no dejarte presionar cuando llegue una solicitud.

Días en los que los freelancers trabajan
40% de los freelancers entrevistados trabajan el sábado.

Si has decidido cual será tu día libre (que no sea el domingo), informa a tus clientes de esto, especialmente cuando se trata de proyectos en los que el tiempo es crítico.

#4: Crea tu oficina en casa

La falta de separación fisica entre el trabajo y el espacio privado hará que te sientas obligado a ocuparte de las tareas urgentes también por la noche. Tampoco podrás concentrarte si escuchas tu televisión o ves montones de ropa para lavar.

Cualquier freelancer que trabaje principalmente desde casa debería, por tanto, crear una verdadera oficina en casa o al menos un rincón de trabajo para no correr el riesgo de asociar cada rincón de tu hogar con tu trabajo.

Una “oficina” sirve para varios propósitos: es el lugar de trabajo, allí guardas todos tus materiales y documentos y te ayuda a mentalizarte por la mañana. Si hay un lugar reservado solo para el trabajo, existe un cierto compromiso cuando estás en la oficina. Cuando hayas terminado, puedes cerrar la puerta y “volver a casa».

#5 Define tu disponibilidad

Estar disponible en cualquier momento y en cualquier lugar es uno de los mayores factores de estrés de los tiempos modernos. Como autónomo, en particular, conocerás bien a los clientes que te llaman las 24 horas del día. En situaciones como esta, es recomendable tener números de teléfono privados y de trabajo separados.

El primer paso para tener más tiempo libre sin interrupciones y un mejor equilibrio entre vida personal y laboral es comprar un móvil de trabajo y los clientes solo recibirán este número.

Disponibilidad de los freelancers durante el día y el fin de semana
La mayoría de los freelancers está disponible durante el día, 39% la tarde, 6% la noche y 31% durante el fin de semana.

El segundo paso es definir el horario de trabajo durante el cual se te puede llamar. Comunícalo en su página web, tus redes sociales e idealmente, también en tu tarjeta.

El tercer paso es apagar el teléfono cuando termine el horario de trabajo. Puedes configurar un mensaje para tu buzón de voz para cualquier persona que llame fuera del horario y puedes pedir que deje un número para que puedas devolverle la llamada.

#6 No descuides tus aficiones

Programa citas contigo mismo y disfruta de tu «tiempo para mí». Haz lo que te gusta hacer. Leer un libro, reunirse para un partido de squash, cocinar, hacer senderismo o montar en bicicleta. No descuides tus aficiones y haz planes específicos para el final del día. Esto hace que sea más fácil para ti terminar el día de trabajo.

También debes planificar las próximas vacaciones o viajes de fin de semana de manera fija y no caer en la tentación de cancelarlos por tener demasiado trabajo.

También se deben incluir pequeñas recompensas al final de la semana o en cualquier día. Ir al cine, a comer o a la biblioteca de la ciudad. No importa cuál sea la recompensa, tiene que ser divertida y una experiencia que recuerdes con ilusión, incluso mientras trabajas.

#7 Cuida tus contactos privados

Asegúrate de reunirte regularmente con tus contactos privados. Una tarde con amigos o una comida con tu pareja pueden hacer maravillas para el equilibrio entre tu vida personal y laboral. Eso te ayudará a despejar la cabeza del trabajo y a desconectar, además de pasar un buen rato 🙂.

Si te resulta difícil recordar tus citas privadas, siempre puedes guardarlas en tu calendario. Sin embargo, también debe prestar atención al equilibrio aquí: si el tiempo libre está demasiado planificado, esto puede generar estrés.

#8 Mantén una red profesional

Trabajar como freelancer no significa estar solo. Crea una red. Consulta con otros autónomos o especialistas que también tengan experiencia en tu campo. Una buena relación con un cliente, miembros del equipo u otros trabajadores autónomos puede ayudar a aumentar tu propia satisfacción laboral.

¿Ya tienes clientes habituales que están satisfechos con tus servicios? Pregunta si hay nuevos proyectos para no estresarte con la búsqueda de nuevas oportunidades.

Una red profesional también puede resultar ventajosa en caso de problemas personales. Desarrolla una relación de confianza con tus compañeros. De esta manera, puedes asegurarte de que alguien te cuide en caso de que te ausentes por motivos personales o de salud.

#9 Prioriza tu propia salud

La salud personal es una parte esencial, si no la quintaesencia, del equilibrio entre la vida personal y laboral de los trabajadores autónomos. Para mantenerse sano, es fundamental enfrentarse a sí mismo y reconocer los posibles riesgos. Ya sea demasiado estrés o una mala postura en el trabajo, ambos tienen un efecto negativo en tu salud y, por lo tanto, en tu rendimiento. Por eso, es fundamental cuidar tu salud antes de que sea demasiado tarde. Solo un trabajador autónomo sano es un trabajador autónomo exitoso a largo plazo.

Diferentes caminos conducen al mismo objetivo. Por un lado, puedes cuidarte adaptando el espacio de trabajo a tus necesidades. Por otro lado, el deporte es una buena forma de compensar un largo día de trabajo y reducir el estrés. Independientemente de lo que decidas hacer, es importante que reserves un tiempo para ti y tu salud.

Hoy en día es más importante que nunca tomarse un tiempo para sí mismo y desconectar del trabajo. Ésta es la única forma de mantenerse productivo y en salud. Cada freelancer debe encontrar su equilibrio individual.

¿Qué medidas tomas para mantener un equilibrio entre el trabajo y la vida privada? ¡Nos encantaría saberlo!

Stefania Volpe

Stefania se unió al equipo internacional de freelancermap en 2020. Le encantan el marketing, el mundo digital, los idiomas extranjeros y conocer diferentes culturas. Se mudó de Italia a Alemania gracias a un programa de intercambio en la universidad y trabajó como gerente de marketing para varias startups. Ahora ayuda a autónomos y profesionales de TI a encontrar trabajos y clientes en todo el mundo en www.freelancermap.com.

1 comentario

Entradas recientes

Cookie Consent One Trust