Ser nómada digital: consejos, aprendizajes y checklist para trabajar viajando

S

Experimentar diferentes culturas, ampliar horizontes y nunca tener un momento aburrido mientras viajas y trabajas alrededor del mundo suena muy tentador y algo utópico. Pero te adelantamos que es perfectamente viable. Si eres freelancer y estás interesado en convertirte en un nómada digital, viajar y trabajar a tiempo completo a la vez es fácil con un poco de planificación. La cosa más importante que necesitas para convertirte en un nómada digital de éxito es prepararte antes de empezar tu nuevo estilo de vida. Descubre cómo volverte un nómada digital y aprender a trabajar viajando.

  1. ¿Quién es un nómada digital?
  2. Checklist para un nómada digital
  3. Consejos para un nómada digital
  4. Ciudades top donde trabajar como nómadas digitales
  5. Lo que aprenderás siendo un nómada digital

¿Quién es un nómada digital?

Un nómada digital es alguien que no tiene una ubicación fija y usa la tecnología para hacer su trabajo. Debido a la libertad que da trabajar en remoto, los nómadas digitales se mantienen en contacto con sus clientes y/o compañeros a través de internet y teléfono mientras trabajan desde cualquier punto del planeta.

Checklist para un nómada digital: cómo prepararte antes de ponerte en camino

Como freelance, dar el paso para convertirse en un nómada digital es usualmente muy fácil. Como ya tienes la libertad de trabajar desde cualquier sitio, el siguiente paso es prepararte para llevar tu trabajo a la carretera (o a veces, al avión).

Hemos hecho una lista de algunas de las principales cosas para las que necesitas estar preparado antes de embarcarte en tu nuevo modo de vida como nómada digital.

Checklist para nómadas digitales antes de empezar la aventura

#1 Organiza tu trabajo antes de marcharte

Los nómadas digitales tienen que superar muchos obstáculos, principalmente la mala conexión a internet y un mundo lleno de distracciones. Si estás esperando conseguir clientes como freelancer una vez estés en la carretera, puede que quieras volver a pensártelo.

Tener una rutina y una buena relación laboral con tus clientes antes de tomar la carretera va a asegurarte unos ingresos estables, un buen entendimiento del trabajo que se espera de ti, y la expectativa de trabajar como siempre lo haces sin importar donde estés. Una vez estés en marcha, la tentación de relajarte y empezar a buscar trabajos al día siguiente, o al otro, puede ser muy fuerte y ¡te quedarás sin blanca en un abrir y cerrar de ojos!

#2 Llévate la tecnología correcta

En la carretera, tu ordenador portátil va a ser tu salvavidas. Vas a trabajar a deshora si estas en zonas horarias diferentes, y tus clientes van a tener que poder contactar contigo si algo va mal. Antes de empezar tu vida nómada digital, debes organizar correctamente todo lo relacionado con la tecnología.

Asegúrate de que todos los programas que necesitas están descargados y actualizados en tu ordenador (¡especialmente si eres un diseñador web freelance o un programador que depende de esos programas!), y de que has empaquetado un disco duro, un ratón y cualquier otro dispositivo tecnológico que vaya hacerte más fácil trabajar y concentrarte en tus clientes.

#3 ¡Internet es esencial!

El estilo de vida de nómada digital te da una gran libertad, permitiéndote viajar por el mundo mientras te llevas el trabajo contigo. Sin embargo, la principal limitación es que no puedes desaparecer a una isla remota durante varios meses, o por lo menos a una isla remota sin internet.

Para continuar trabajando y mantenerte en contacto con tus clientes de forma regular, necesitas estar seguro de tener una buena conexión a internet allá donde vayas. Muchos lugares del mundo tienen buena conexión y wifi gratis en hoteles, cafés y restaurantes, pero también deberías considerar comprar un hotspot wifi para asegurarte de que tienes conexión allá donde vayas.

#4 Informa a tus clientes

Trabajar desde el otro lado del mundo significa que tus clientes van a recibir correos a horas extrañas, y no van a poder llamarte cuando es de noche donde tú estás. Informa a tus clientes de que vas a viajar, pero dales un plan completo y detallado de cómo has garantizado que su trabajo se va a hacer de todas formas.

Recuerda: a tus clientes no les importa que te vayas a una aventura alrededor del mundo, solo quieren que les entregues el trabajo en el tiempo estipulado y con la mayor calidad. Siempre y cuando hayas hecho planes para mantener tu trabajo al mismo nivel de consistencia, y tengas comunicación regular con tu cliente, pronto te darás cuenta de que no les importa en qué lugar del mundo estés.

#5 Ten un plan de trabajo

Tener un plan sobre el modo en el que vas a trabajar no solo es importante para tus clientes, también para ti. Puede ser desde establecer las horas que vas a trabajar cada día o semana, hasta tener aplicaciones instaladas en tu portátil que hagan del trabajo un proceso más eficiente y cómodo.

Muchos nómadas digitales confían en un abanico de aplicaciones para ayudar a tener una comunicación regular y organizada tanto con clientes como con otros colegas. Estas pueden incluir Trello para gestión de proyectos, Slack para comunicación instantánea, Google Meet para tener reuniones virtuales, y por supuesto, ¡un calendario para tener todas tus reuniones, fechas de entrega y proyectos bajo control!

Consejos para ser un nómada digital

Ser freelance y trabajar desde cualquier parte del mundo es un sueño para muchas personas, especialmente para aquellos que aman viajar, vivir muchas experiencias y aprender de ellas.

Pero, ¿cómo se hace? Es fundamental que entiendas que no son las típicas vacaciones. Ser un nómada digital requiere un montón de trabajo y es mejor estar preparado si quieres adoptar este estilo de vida. Toma nota de estos consejos para viajar por el mundo sin comprometer tu carrera profesional como freelance.

1. Informarse sobre el entorno

Muchas veces las diferencias culturales tienden a ser subestimadas. Haz una investigación antes de entrar en un nuevo país, sobre todo si este se aleja mucho de tu propia cultura. 

En Alemania, por ejemplo, la mayoría de las tiendas están cerradas los domingos. Si no lo sabes, puedes que pierdas mucho tiempo en buscar un supermercado, por lo tanto menos tiempo para trabajar y disfrutar de tu estancia en el país. Esto es sólo un pequeño ejemplo trivial, pero cosas básicas como esta son muy importantes ya que pueden ahorrarte un montón de molestias.

El acceso a internet también es muy importante para tu negocio y la comunicación con tus clientes. Así que asegúrate de conocer todos los detalles. ¿Tienes en tu hotel/piso una conexión wifi? ¿Suele haber WiFi pública en cada Café? O ¿Hay salas dedicadas solo a computadores? Del mismo modo será muy importante la seguridad de los archivos con los que trabajes.

Además, no te olvides que el trabajo desde un ordenador portátil en la habitación de un hotel podría no ser tan eficiente o tan rápido como desde un ordenador con 2 pantallas en tu oficina. 

2. Combinar lo placentero con lo útil

No importa en qué país estés, siempre hay un montón de lugares interesantes. ¡No dejes escapar la oportunidad de visitarlos! Combina lo agradable con lo útil, esto puede hacer maravillas para tu carrera. 

Busca los países que tienen eventos interesantes y que pueden beneficiar a tu negocio de alguna manera, como conferencias, presentaciones de productos, freelance meetups. Otros eventos de estas características pueden resultar sorprendentes para tu red de contacto y la comercialización de tus servicios, así como encontrar nuevos potenciales clientes.

Si estás en el otro lado del mundo, intenta averiguar cómo tus colegas freelance llevan sus negocios, siempre hay algo nuevo que aprender.

3. Sacrificar tu tiempo

Podrías caer en la trampa y pensar que esto será como en tus viajes de vacaciones, pero tus clientes no. Ellos esperarán que todo siga igual y será tu responsabilidad seguir presentándote como un verdadero profesional.

Dedica mucho tiempo a tu trabajo, incluso en el extranjero. Perderse unos pocos lugares, sin duda no es tan malo como regresar del viaje y leer un correo electrónico de un cliente enfadado.

4. Elegir el momento para viajar

Antes de elegir el momento para irte, es una buena idea analizar tu trabajo y averiguar cuando tienes la menor carga de trabajo durante el año. Viajar durante estos meses, hará compensar el tiempo que necesitas para adaptarte al nuevo entorno y hacer frente a todo el trabajo.

5. Nunca utilices tu viaje como una excusa delante de los clientes

Por último, pero no por ello menos importante, si optas por viajar durante un mes o dos o incluso adoptar totalmente el estilo de vida de un nómada digital, nunca lo uses como una excusa delante de los clientes, por ejemplo si entregas tarde un proyecto. 

Ciudades top para nómadas digitales

Escoger bien las ciudades que visitar o dónde vivir no es una tarea que debe tomarse a la ligera. Encontrar la combinación perfecta, la asequibilidad, oportunidades de networking, el buen tiempo, la seguridad de la información y cualquier otro aspecto que podría considerar, requiere una amplia investigación. 


Echa un vistazo a las últimas
oportunidades en remoto disponibles:

Estas son algunas de las ciudades favoritas por los freelancers trotamundos a las que podrías considerar ir.

1) Chiang Mai, Tailandia

Con sus 160.000 habitantes, Chiang Mai es la ciudad más importante en el norte de Tailandia y un extenso centro independiente. Está muy en el extremo inferior de la escala de costos – un mes será de aproximadamente 600 dólares. Esta estimación, como todas las demás en el artículo, incluye un hotel, hostal o apartamento en la ciudad, además de tres comidas al día. Sin duda una ciudad a considerar para aquellos de ustedes que aman el clima soleado, con temperaturas medias de alrededor de 26 °C (75 ° F). La conexión a internet es buena con un promedio de 20 Mbps.

2) Praga, República Checa

Si nunca has estado en Praga, es absolutamente un destino para recomendar. Esta hermosa ciudad en la Europa central será un poco más exigente a nivel de costes, con una estimación aproximada de 1,100 dólares al mes (puede variar mucho según el alojamiento y los hábitos alimentarios). La conexión a Internet es muy buena, la gran calidad del aire y el paisaje hipnotizan. La cereza sobre el pastel 🙂

3) Taipei, Taiwán

En Taipei, la capital de Taiwán, encontrarás una increíble mezcla de la cultura tradicional china y japonesa con influencias de las creencias confucionistas y los valores occidentales. Si estás interesado en ello, Taipei debe estar encima de tu lista. Es una ciudad bastante cara, con una estimación mensual de alrededor de 2,000 dólares, que puede variar mucho. 

4) Bangalore, India

Si eres una persona amante de las grandes ciudades, tendrás que tener en cuenta Bangalore, capital del estado de Karnaka en la India. Con 8,4 millones de habitantes y conocida como el Silicon Valley de la India, esta ciudad tiene mucho que ofrecer si estás relacionado con la tecnología. Es también un destino muy barato, situándose ligeramente por debajo de 600 dólares al mes. Cuenta con un agradable clima cálido durante todo el año. 

Bangalore es definitivamente una ciudad digna de ser el número 1 en la lista, pero por su lenta velocidad de internet con un  promedio de 5 Mbps puede ser desagradable para aquellos freelancers que quieren estar siempre conectados.

5) Buenos Aires, Argentina

Buenos Aires, capital de Argentina, tiene una asombrosa cantidad de personas que viven en ella – 15,5 millones. Es muy rica culturalmente. El gran número de festivales, conciertos y obras de teatro en Buenos Aires lo coloca entre los mejores en el mundo. Eso tiene un precio, sin embargo. Usted puede esperar pagar alrededor de 1,700 dólares mensuales y la contaminación del aire es más alta aquí, en comparación con las otras ciudades en nuestra lista, así que tenedlo en cuenta. 

Lo que aprenderás siendo un nómada digital

Una hermosa playa de aguas cristalinas y arena blanca, tan suave como el polvo, y palmeras alineadas con las hamacas. Una persona exitosa y atractiva, de unos 20 años, sentada en una de las hamacas con su ordenador portátil en una mano y un cóctel en la otra. Glamour. Felicidad. Paraíso.

Ser nómada digital no siempre se corresponde con ésta imagen. 

¿Qué se aprende siendo un nómada digital?

1. Aprenderás a conocerte a ti mismo

La vida nómada ofrece una libertad sin precedentes. No sólo puedes escoger tu rutina de trabajo, sino también en qué parte del mundo ponerla en práctica.

Este estilo de vida te brinda la oportunidad de conocerte muy bien a ti mismo: lo que te gusta y lo que no te gusta, la forma de viajar que prefieres, cómo te gusta pasar los días. 

Ser un nómada digital implica aislarse en cierto modo, pero puedes aprovechar este tiempo para conocerte a ti mismo y definir lo que quieres.

2. La vida del nómada digital no es siempre glamourosa

Hay aspectos de la vida nómada que se exageran hasta el extremo en las redes sociales. Todo el mundo quiere compartir sus fotos de impresionantes puestas de sol, playas paradisíacas y, en definitiva, del privilegio que supone poder elegir en qué parte del mundo despertar.

Al mismo tiempo, esto implica que hay muchos elementos de la vida del nómada digital que no se comparten. El hecho, por ejemplo, de que pasarás muchos días encerrado dentro de la habitación de tu hotel, probablemente trabajando en tu cama porque no tienes un escritorio, tratando frenéticamente de conectarte al WiFi para cumplir con el plazo de entrega. 

La vida del nómada digital es increíble pero no todo es glamour.

3. La motivación es estupenda, pero la disciplina es imprescindible

La mayoría de las personas que son nómadas también trabajan por cuenta propia. Para tener éxito siguiendo este estilo de vida, deberás ser disciplinado y responsable con el fin de poder encargarte de todas tus tareas.

La vida nómada está llena de distracciones maravillosas, pero eso también puede significar que pierdas un poco el foco. 

Para tener éxito, hay que tener más disciplina que nunca.

4. Encuentra tu ambiente

La vida nómada puede llegar a ser solitaria: al estar siempre en movimiento, es difícil encontrar un lugar en el que echar raíces y rodearte de amigos.

Por lo tanto, es importante que te rodees de las personas adecuadas en el camino, aquellas con ideas afines para evitar sentirte aislado. Identifica comunidades nómadas digitales online, mézclate con los locales y esfuérzate por conocer personas en cada lugar que visites.

Puedes quedarte en hoteles o compartir piso, unirte a tours turísticos y apuntarte a varios grupos de nómadas digitales de Facebook para sumarte a la comunidad de trabajadores en remoto.

5. Está bien echar el freno

Si has crecido en la cultura occidental, conocerás la sensación de culpabilidad al alejarte un poco de tu trabajo un día entre semana y hacer algo por ti, incluso si solo es dar un paseo para desconectar.

El hecho de poder establecer tus propias horas de trabajo y tus propios clientes supone no tener que pasar ocho horas al día encadenado a un escritorio.

No pasa nada por reducir la velocidad de vez en cuando. Está bien dedicar un día a explorar una ciudad nueva, a probar comida diferente y a obtener vitamina D al aire libre en lugar de encerrarse en un espacio de coworking.

Siempre habrá tiempo de trabajar, así que asegúrate de tener tiempo de vivir también.

Si tu también eres un nómada digital, ¡comparte tus experiencias con nuestras comunidad!

Natalia Campana

Natalia Campana forma parte del equipo internacional de www.freelancermap.com. Enamorada de las nuevas tecnologías y la interculturalidad, tras reunir diferentes experiencias laborales trabajando en varios países como EE.UU, Reino Unido o Alemania, ahora centra sus esfuerzos en ayudar a freelancers a encontrar nuevos proyectos y clientes a nivel mundial.

Deja tu comentario

Entradas recientes