Cómo competir con freelancers que tienen precios más bajos que tú

12.08.2016

El precio es probablemente el tema más discutido entre freelancers, ya que siempre es difícil encontrar el precio correcto. Para empeorar más las cosas, siempre parece haber una competición y alguien dispuesto a realizar un proyecto por mucho menos dinero del que tú pides. Para competir con eso, los freelancers deben pensar como sus clientes: ya paguen un 20 o incluso un 50 por ciento menos por un proyecto, al final no les compensará si dicho proyecto sale mal o nunca se termina.



Debes centrarte en ofrecer calidad y valor y mantenerte en tu precio. Nada de bajarlos por miedo a perder un cliente. Aquí te explicamos cómo hacerlo:

1. Destaca tu valor y lo que puedes ofrecer

Hemos dejado claro que tu trabajo no se basa en la cantidad o en ahorrar unos cuantos euros, sino en la calidad. Ahora tienes que hacérselo ver a tu cliente, y como freelancer, sabes cómo hacerlo. Presume de tus mejores y más importantes proyectos, ayuda a tu cliente a relacionar toda la experiencia que puede ver en tu CV con algo real. En segundo lugar, sé profesional y cumple con tus fechas límite. Uno de los mayores miedos que tienen los clientes es que les dejen colgados, gánate su confianza demostrándoles que ese es un riesgo que no tendrán que correr cuando trabajen contigo.

2. Elige a los clientes adecuados

La calidad debería ser tu lema, pero algunos clientes no están interesados en eso (Echa un vistazo a los tipos de clientes que vas a encontrarte frecuentemente) . Los dueños de negocios pequeños y sin experiencia puede que no estén dispuestos a pagar más por ello. Aun así, deberías intentar convencerlos, pero no te castigues si no lo consigues. Algunos clientes simplemente buscan a alguien que haga  un montón de trabajo sucio por poco dinero. Déjales claro que tú no eres esa persona. Créeme, no quieres trabajar con clientes que no valoran la calidad, no van a respetar tus decisiones ni  tu trabajo.
Teniendo en cuenta todo esto, podríamos decir que los mejores clientes son antiguos clientes. Saben cómo trabajas, conocen tus precios y al conocerlos, querrán trabajar contigo de nuevo. Otros clientes que tienden a buscar calidad en lugar de cantidad son los que ya han trabajado con freelancers en el pasado. Probablemente han tenido buenas y malas experiencias, solo se trata de convencerles de que tú no perteneces al último grupo.

3. Ten un precio mínimo

Establecer un precio mínimo es una estrategia indispensable cuando estás siendo socavado por tus competidores. Fija una línea que no estés dispuesto a cruzar. Una buena manera de encontrar ese número mágico es coger el 60 de tus trabajos según el precio y no bajar del importe medio resultante. Recuerda que ese número está ahí tanto para el cliente como para ti.  
Es fácil caer en la trampa y decir “bueno, vale, quizá si rebajo mi precio un 10 por ciento solo por esta vez…”. Pero el “solo esta vez” pasará más veces de las que piensas: quizá vuelves a trabajar con el mismo cliente, o quizá alguien averigua cuanto pagó ese cliente y te pide el mismo descuento. Calcula un precio mínimo y cíñete a él. No te olvides de repetir el proceso aproximadamente una vez al año, idealmente el precio mínimo debería subir una vez pasado ese periodo y conforme vas ganando experiencia.
 
4. Que no te asuste decir no
Finalmente, si las cosas empiezan a torcerse, plántate en esa línea que has marcado como tu precio mínimo y niégate a ir más allá. Si un cliente no está dispuesto a pagar lo que vales, simplemente retírate. A veces aún querrán trabajar contigo, simplemente querían ver hasta cuanto estabas dispuesto a bajar tu precio. Malvenderte casi nunca es una buena idea. Si te toca rechazar un proyecto, no te olvides de seguir nuestros pasos para hacerlo de la manera correcta.

¿Tienes preguntas o comentarios sobre este artículo? Anímate a escribirlos en la sección que encontrarás debajo del artículo, ¡nos encanta saber lo que nuestros lectores tienen que decir!

 
Crea tu perfil freelance gratis y consigue proyectos ¡sin comisiones!

 ¡Regístrate ahora!

More articles

  • 4 plantillas que todo freelancer debería tener

    La burocracia es algo que pocos freelancers tienen en cuenta al principio. Sin embargo, manejar diferentes documentos es una parte importante del trabajo, así que ¡más vale estar preparado! Puede parecer intimidante al principio, pero con el sistema correcto puede salvarte un montón de tiempo.
  • Propuestas y presupuestos freelance: Consejos y plantillas

    Los freelancers tienen que enviar a menudo sus propuestas activamente para recibir un proyecto (también en freelancermap.com). Escribir estas propuestas puede ser complicado, pero simplemente tener un par de cosas en mente pueden marcar la diferencia. Te dejamos con unos pasos y plantillas que mejorarán tus posibilidades de obtener nuevos proyectos.
  • Cinco simples consejos para gestionar clientes insatisfechos

    Todo freelancer debe tratar con clientes insatisfechos o molestos en algún momento. No importa lo profesional que hayas sido o lo mucho que hayas trabajado, siempre habrá alguien que esté molesto contigo y/o tu trabajo. Puede que sea o no tu culpa, pero eso no importa. Lo importante es actuar rápido y siguiendo los deseos de tus clientes. Sigue los siguientes 5 pasos para hacerles cambiar de idea y convertir su insatisfacción en satisfacción.

Comments

  • No comments available

Comment this article