4 Formas de Disfrutar del Verano Mientras Trabajas como Freelancer

02.08.2017

Es verano y parece que todo el mundo está viajando o relajándose, yendo constantemente a la piscina (al menos es lo que cuenta Facebook). Mientras tanto, tú estás sentado frente a tu escritorio preocupado por los plazos de entrega de tus trabajos. ¿Te resulta familiar? Como freelancer, no siempre vas a tener los veranos libres. Incluso si hay períodos donde tienes menos trabajo, la lista de cosas por hacer parece interminable.



Pero no te desesperes. Tienes un grado de libertad que un empleado de oficina no puede disfrutar, solo tienes que averiguar cómo sacarle partido. Aquí puedes encontrar algunos consejos sobre cómo organizarte durante el verano siendo freelancer (tiende a ser un período tranquilo para muchos freelancers, ¡así que sácale el máximo provecho!):

1. Traslada tu oficina al exterior

Cuando estás sentado frente a tu escritorio mirando a través de la ventana, seguramente estés anhelando el sol. Bueno, ¿por qué no salir fuera?

Muchos freelancers no necesitan más que una buena conexión wifi. Esto abre un sinfín de posibilidades; cualquier lugar puede convertirse en tu oficina. Especialmente en verano, lo cual es fantástico. Ya sea en tu balcón, en tu propio jardín o simplemente visitando el parque más cercano o café con mesitas fuera, trabajar bajo el cielo abierto puede ser una bendición. Con el sol, una bebida fría y aire fresco, te sentirás trabajando como si estuvieras de vacaciones. Puedes incluso programar reuniones en el exterior.

Consejos específicos para escritores: deja tu portátil en casa, coge un libro de notas y un boli y ve al parque e intenta trabajar allí. Una nueva manera de trabajar puede inspirarte y traer consigo nuevas ideas.

2. Ten unas vacaciones laborales.

Ya has visto todas esas fotos de la gente en Instagram, tumbados en la playa con un portátil a su lado y una etiqueta de ubicación en un lugar exótico. Verdaderamente es posible, solo tienes que confiar en ti mismo y pensar anticipadamente. Ya sea reservando un viaje para ti o con una personal especial, la regla número uno será establecer un plan. No puedes disfrutar como se merece de las vacaciones si estás constantemente decidiendo entre trabajar o ir a nadar un rato. Por este motivo, deberías planificarte con antelación.

¿Cuántas horas quieres trabajar durante los días que duren tus vacaciones? ¿A cuánto equivaldría al día?

Probablemente no te interese trabajar un día a jornada completa (después de todo, estás de vacaciones). Escoge solo las cosas más importantes y céntrate en eso. Así es como se alcanza realmente el equilibrio entre vida privada y trabajo si estás buscando unas vacaciones veraniegas.

3. Cambia tus horarios para dedicar más tiempo al ocio (del bueno)

Incluso si no tienes vacaciones, en el sentido de poder ir a algún sitio durante un período de tiempo prolongado, aún deberías considerar cambiar tu horario de trabajo.

Intenta terminar tu trabajo por la tarde a última hora y pasa las últimas horas de los días soleados fuera con otras personas. Y si vives en un lugar donde el calor del verano es excesivo, intenta empezar a trabajar después de comer. Pasa la mañana fuera mientras aún hace fresco. La flexibilidad es una de las mayores ventajas de los freelancers; y puede utilizarse en el día a día.

Pasarás mucho tiempo dentro de casa cuando venga el invierno, así que intenta minimizarlo mientras que aún haga calor. Cambia tus programas de entretenimiento. Las series y películas son un plan genial cuando no te apetece salir, pero puedes intentar posponerlas durante un par de meses.

Una ventaja extra es que tendrás mucho acumulado para el invierno, así te aseguras de tener cosas para ver que realmente te gustan en lugar de aburrirte.

4. Practica más deporte

Aunque no nos guste admitirlo, hasta cierto punto, todos somos un poco superficiales. Y el verano tiene una manera de recordarnos que trabajar como freelancer implica estar sentado frente a tu escritorio, lo cual no supone trabajar los abdominales precisamente. Pero no me refiero a la apariencia física.

Estar en forma te mantendrá más satisfecho y más motivado. Y el verano es la mejor época para realizar todo tipo de actividades. Nadar, correr, incluso caminar es un poco más agradable cuando no tienes capas y capas de ropa encima. Mejor aún, considera practicar un deporte como actividad social.

Las ventajas son fáciles de adivinar; te mantienes sano, interactúas con otras personas cara a cara (lo cual no es precisamente una actividad diaria en la vida laboral de la mayoría de los freelancers) y pasas más tiempo fuera.

¿Qué haces durante el verano como freelancer? ¡Nos encantaría leer tus comentarios en la sección de comentarios debajo de este artículo!
Crea tu perfil freelance gratis y consigue proyectos ¡sin comisiones!

 ¡Regístrate ahora!

More articles

  • 5 cláusulas imprescindibles en un contrato freelance

    Trabajar con contratos es esencial para tener un negocio freelance fiable, seguro y que funcione. Los contratos sirven como colchón de seguridad para el freelancer y para el cliente. ¿Es necesario firmar un contrato freelance?
  • Negociar un aumento de sueldo como freelancer en 5 pasos

    Pedir un aumento de sueldo puede ser incómodo y arriesgado, pero también es necesario si quieres crecer y no malvenderte como freelancer. Con cada proyecto ganas más experiencia y te esfuerzas para hacer un trabajo mejor - ¿no debería reflejarse también en tu tarifa?
  • 4 plantillas que todo freelancer debería tener

    La burocracia es algo que pocos freelancers tienen en cuenta al principio. Sin embargo, manejar diferentes documentos es una parte importante del trabajo, así que ¡más vale estar preparado! Puede parecer intimidante al principio, pero con el sistema correcto puede salvarte un montón de tiempo.

Comments

  • No comments available

Comment this article