Síndrome del impostor entre freelancers: ¿Lo sufres?


¿Alguna vez has escuchado esa pequeña voz en la cabeza que te dice “no perteneces a este grupo”, “no eres lo suficientemente bueno” o “este proyecto es demasiado para ti”? Suele suceder cuando has trabajado demasiado o estás ansioso por un nuevo gran cambio.



Como freelancer, esta voz puede visitarte más a menudo de lo que te gustaría admitir.

Pero no estás solo. Ese sentimiento tiene un nombre. Se llama síndrome del impostor y es un fenómeno científicamente comprobado. Tratar con él es mucho más sencillo si sabes qué es y cómo funciona.

En este artículo hablaremos de estas cosas y veremos por qué el síndrome del impostor parece engancharse a los freelancers y las mejores estrategias para combatirlo.

¿Qué es el síndrome del impostor o del fraude?

El término síndrome del impostor fue acuñado por primera vez en el año 1978 por las psicólogas estadounidenses Pauline Clance y Suzanne Imes. Todo comenzó cuando la primera notó indicios del síndrome en ella misma. “Hice un examen muy importante y tenía mucho miedo de haber fallado. Recordé todo lo que no sabía en vez de lo que hice realmente”. ¿Qué hizo Clance? Investigó ese sentimiento. Es una mala pasada que nos juega el cerebro.

El síndrome del impostor, según lo descrito por las dos investigadoras, es una “sensación de timidez en las personas que creen que no son inteligentes, capaces o creativas a pesar de la evidencia de grandes logros”. El síndrome del impostor es algo que sufren las personas exitosas. Han llegado a las altas esferas, observan sus logros y se preguntan: “¿realmente lo merecía?”.

Un caso de síndrome del impostor que te interesará

Vivir bajo el temor constante de ser descubierto como un fraude, puede ser estresante. Pero no me malinterpretes porque el exceso de confianza tampoco es el camino a seguir. Cuestionarse a sí mismo y esforzarse constantemente por ser mejor, son prácticas que la mayoría de las personas debería realizar con más frecuencia de lo que lo hace.

Pero el síndrome del impostor lleva esto al extremo. Implica un gran miedo a ser “desenmascarado”, lo que puede obstaculizar tu capacidad para hacer tu trabajo. Una buena dosis de confianza puede motivarte a seguir y lograr grandes cosas.

¿Por qué ocurre este fenómeno?

¿Por qué se da el síndrome del impostor y, además, por qué le ocurre a las personas de éxito en su ámbito? He aquí por qué: cuando eres un experto en algo, por ejemplo, eres un experto en WordPress y has dedicado mucho tiempo a perfeccionar tus habilidades. Como resultado, completar las tareas que requieren esa habilidad es mucho más fácil. Pero cuando algo se vuelve sencillo, la duda surge.

Quizás, realmente, ¿es fácil? Tal vez los demás piensan que estás haciendo algo increíble, pero ¿es trivial? No, tu mente quiere engañarte. Usar tus habilidades es tan natural para ti que empiezas a pensar que debe ser igual para los demás. ¡Pero no lo es!

¿Por qué afecta especialmente a freelancers?

Hay varias razones por las cuales los profesionales independientes pueden estar experimentando este síndrome más que los trabajadores convencionales. El motivo principal es la falta de retroalimentación. Cuando trabajas en una oficina, suele haber un sistema integrado de recompensas o personas a tu alrededor que ven lo bueno que eres en lo que haces. Las personas que se sientan a tu lado todos los días saben lo difícil que son ciertas tareas.

Como freelancer, las personas, por lo general, solo ven el producto final en lugar de todo el trabajo duro que hay detrás. En cierto modo, eres el único que puede recordarte cuánto esfuerzo se necesitó para llegar a ser tan bueno como tú.

Cómo lidiar con este miedo a ser un fraude

Si te sientes identificado con todo lo que acabamos de contarte, no entres en pánico. Hay algunos consejos para superar esta sensación de inseguridad  y estos son algunos de ellos:

1. Relájate, dudar es de humanos

Lidiar con el síndrome del impostor es, antes que nada, cambiar tu estado mental. Todos hemos dudado alguna vez. Como ya comentamos, no tiene por qué ser algo negativo. Pero si esa vocecita te llama con demasiada frecuencia, recuérdate a ti mismo que es solo una parte de tu cerebro humano y puedes elegir decirle que está equivocada.

2. Recuerda tus logros

Una buena manera de hacerlo es pensando en todas las cosas que has conseguido. Al menos una vez al año, al final del mismo por ejemplo, es bueno pensar en todo lo que has logrado. Como freelancer, puedes extrapolar esto a tu negocio y crear una lista de cosas de lo que estás orgulloso en relación a tu trabajo.

3. Sentir que las cosas "son demasiado fáciles" solo significa que eres bueno

Por último, pero no menos importante, recuerda que el síndrome del impostor tiende a visitar a aquellas personas que son realmente buenas en lo que hacen. ¿Sientes que tu trabajo es “demasiado sencillo”? ¿Afrontas ciertas tareas de forma “natural”? No es una coincidencia.

Te des cuenta o no, has trabajado duro para llegar a donde estás ahora mismo. Nunca te olvides de eso.

Nos encantaría escuchar tu historia sobre cómo lidiar con el síndrome del impostor. ¡Deja un comentario en la sección de abajo!

Crea tu perfil freelance gratis y consigue proyectos ¡sin comisiones!

 ¡Regístrate ahora!

More articles

Comments

  • No comments available

Comment this article