6 consejos para reutilizar tus artículos y publicaciones de redes sociales

11.04.2018

¿Escribes, publicas o generas mucho contenido? ¿Te gusta, como les ocurre a muchos otros creadores de contenido, el tuyo propio y odias ver cómo se desperdicia? Si la respuesta es sí, este artículo te interesa.

En el frenético mundo actual de los medios de comunicación, es normal sentir que las publicaciones solo son relevantes durante un día e, incluso, en ocasiones, unas pocas horas.

Pero eso no tiene que ser siempre así. Si creas contenido de calidad, puedes trabajar a partir de él. No tienes por qué empezar desde cero. Es más, resulta mucho más sencillo usar lo que ya tienes y adaptarlo, que estar produciendo continuamente nuevas cosas. Prima la calidad frente a cantidad.

A continuación, vamos a mostrarte cómo puedes reutilizar tus artículos y publicaciones de las redes sociales de la mano de estos seis consejos:

1. Modifica el formato

¿Has redactado un artículo muy bueno? ¿Por qué no realizar una infografía con él?: aquí tienes 5 herramientas gratuitas de creación de infografías. ¿Dispones de una presentación de diapositivas interesante? ¡Súbela a YouTube con tus propios comentarios!

Has captado la idea, ¿verdad? Cambiar el formato es la mejor manera de reutilizar el contenido antiguo. Ya efectuaste la investigación y la información la tienes; solo está esperando ser convertida en algo nuevo. Los diferentes formatos funcionan para distintas audiencias y propósitos. Expresar lo mismo de múltiples maneras garantiza una audiencia más grande y solo requiere un poco de esfuerzo.

2. Actualiza la información antigua

¿Qué ocurre si ya dispones de algo grandioso, pero está anticuado y no es 100% relevante? Podría ser, por ejemplo, una lista de tus apps favoritas, las habilidades exigidas más novedosas en cierto nicho de mercado o cómo gestionar el tiempo como freelance. La tecnología evoluciona y, por ende, este tipo de asuntos también. Eso sí, rara vez cambian por completo.

Lo mejor es que cojas tu publicación y la revises. Es posible que un 20% ya no te sirva, o quizás un 30%, pero el hecho es que no tendrás que rehacer el 100% del trabajo.

3. Ofrece tu contenido a otros

Si tienes un artículo publicado en tu blog, estás captando a cierta audiencia: internautas que han dado con él por casualidad o bien que, de alguna manera, ya lo conocían. Si coges ese mismo artículo y lo cedes a otro blog, llegarás a nuevas personas.

Vender o no ese contenido es tu decisión y dependerá de la calidad que tenga. Sin embargo, debes tener en cuenta que un contenido ya publicado puede tener menos valor en ciertos sitios y también su clasificación en la lista de resultados puede verse comprometida (Google penaliza el contenido duplicado).

Recuerda, no obstante, que compartir o vender tu contenido (con determinados retoques) a otras plataformas es una gran manera de aumentar su alcance.

4. Ampliar los posts más populares

Imagina que estás escribiendo un artículo muy parecido a este, con una lista de cosas. Para algunos, habrá unas más interesantes que otras. Digamos que readaptar el contenido para ofrecérselo a otros es una de esas cosas. Entonces, quizás recibas muchos comentarios sobre ese aspecto en concreto y los usuarios te hagan muchas preguntas al respecto.

¿Por qué no coger ese tema y convertirlo en un artículo en sí mismo? Te ahorrarás tener que buscar un nuevo tema y, además, ya contarás previamente con varias ideas. Solo necesitarás ampliarlas. Obviamente, aún quedará mucho trabajo por hacer, pero ya habrás adelantado algo de camino.

5. Añade links a otros contenidos tuyos

Si generas mucho contenido, es más que probable que haya artículos relacionados entre sí. Por ejemplo, hace algún tiempo escribimos sobre guest posting. Así, al referirnos a ese contenido antiguo que está conectado a un artículo actual, intentamos mantener el vínculo.

Entonces, puedes echar mano de esta misma estrategia. Vuelve a enlazar a temas que son útiles. Recuerda que está bien hacerlo siempre y cuando sea relevante para tu público.

6. Crea una newsletter

Quienes generan mucho contenido deben asegurarse de que su público esté convenientemente informado de todas las publicaciones. Para ello, lo más recomendable es crear una newsletter y solicitar a los usuarios que se registren para recibirla.

Es una técnica muy usada por muchos portales de noticias: una vez por semana o mes envían a sus lectores las X publicaciones más interesantes que publican. Así que tú puedes hacer lo mismo. Basta con que redactes un pequeño sumario de cada pieza (una o dos frases) e incluirlo en el boletín.

¡Disfruta de los clics extra y el tiempo ahorrado!

Crea tu perfil freelance gratis y consigue proyectos ¡sin comisiones!

 ¡Regístrate ahora!

More articles

Comments

  • No comments available

Comment this article