Cómo un mes de trabajo en el extranjero puede impulsar tu carrera freelance

09.05.2018

¿Te sientes atrapado o desmotivado? Si has notado que últimamente te cuesta generar nuevas ideas y casi se parece más a encontrar una aguja en un pajar, podría significar que necesitas un descanso.

No en vano, es cierto que los freelancers no suelen coger vacaciones a menudo. Y es fácil descubrir por qué: los días libres no están remunerados, como sí les ocurre a los trabajadores por cuenta ajena. Cada día que no trabajas es dinero que pierdes de tu sueldo a final de mes.

Pero hay una manera de escapar de ese bloqueo mental y mantener la obtención de ingresos: ir al extranjero a trabajar. Algunos profesionales freelance optan por ciudades tranquilas para tomarse un respiro. Otros prefieren algún destino de aventura para empaparse de la cultura y hábitos del lugar. Sea cual sea tu opción, un mes de trabajo en el extranjero puede tener enormes beneficios para tu carrera. He aquí por qué:

1. Cambias tu perspectiva

Estando en tu ciudad, incluso aunque quedes con otros profesionales freelance, estás atrapado en una burbuja. Es esta una burbuja de personas con formas de vida similares, mismas maneras de pensar y experiencias cotidianas muy parecidas.

Cuando vas al extranjero, esto cambia. A veces estamos tan ocupados golpeándonos la cabeza contra la pared que no vemos el martillo justo al lado. Ir a un país diferente puede ayudarte a visualizar todo con perspectiva y a encontrar nuevas vías de abordar problemas.

Incluso los detalles más nimios, como la forma de vestir de los habitantes, lo que comen o cómo se comunican, pueden animarte a modificar tu enfoque de trabajo. Este cambio de perspectiva puede resultar muy inspirador.

2. Amplías tu red de contactos

Una gran ventaja de salir de tu zona de confort es que vas a conocer gente nueva. Eso sí, tendrás que ser muy proactivo una vez que estés en el destino escogido. Una de las maneras más fáciles de hacerlo es planeando tu viaje en el marco de una conferencia o evento similar que vaya a celebrarse.

Si te enteras de que muchas personas de tu campo van a estar en el país o ciudad que visitarás, tienes ante ti una oportunidad magnífica para ampliar tu red. Céntrate en conocerlas, es decir, averigua sus historias, las formas en las que hacen negocios e intercambian contactos. Aprenderás mucho de estas conexiones. Cuando se conviertan por fin en parte de tu red, los beneficios no tardarán en llegar.

3. Obtienes nuevas oportunidades a largo plazo

Las personas que vas conociendo pueden convertirse en tus futuros colegas, jefes y, en ocasiones, hasta amigos. Construir una red global conduce a decenas de oportunidades a largo plazo. Como profesional freelance, tendrás la libertad de trabajar con todo el mundo desde tu propia oficina o la comodidad de tu hogar. Aprovéchate de esto. Convierte a los nuevos miembros de tu red en trabajos y contratos.

Eso supone dos cosas. Por un lado, tus ingresos se diversificarán, lo que significa que no dependerás tanto de las tendencias o fluctuaciones particulares de un sitio. Por otra parte, el hecho de que trabajes a nivel mundial te conducirá automáticamente a la obtención de más clientes globales. No en vano, la demanda no se centra en profesionales freelance que solo trabajen para empresas locales, sino más bien en personas que se hayan sumergido en el ámbito freelance a nivel global.
 

Encuentra tu siguiente trabajo freelance y trabaja desde cualquier lugar.  Últimos proyectos en remoto

4. Mejoras tu currículum

Pasar uno o varios meses en el extranjero puede quedar muy bien en tu currículum. Aún más si has estado en varios países. Esto lanza un mensaje a los clientes: que eres ambicioso y siempre estás en constante búsqueda de oportunidades. Que busques desafíos te hará parecer más interesante. Ver que alguien ha estado, por ejemplo, en Argentina durante un par de meses hace que se generen preguntas. Una vez que los reclutadores y clientes comienzan a hacerse preguntas sobre ti, estás un paso más cerca de conseguir ese contrato.

5. Recargas las pilas

Por último, disfrutar de una estancia en el extranjero también supone que podrás relajarte. Está claro que seguirás trabajando, pero hacerlo en un lugar nuevo y emocionante parece que resulta menos tedioso. En tu tiempo libre no estarás tumbado en el sofá viendo la televisión, sino que querrás explorar tu nuevo destino, ya que es una oportunidad que solo se presenta una vez en la vida. Serás más activo, entonces, pues hay muchas cosas que experimentar. Incluso algo tan simple como hacer la compra, puede ser sorprendente en un nuevo país. Y todo esto hará que recargues las pilas y estés al 100%.

Si tuvieras que escoger un país para trabajar unos meses en estos momentos, ¿cuál sería? ¡Cuéntanoslo en la sección de comentarios debajo de este artículo!

---
Pic: © Unsplash

Crea tu perfil freelance gratis y consigue proyectos ¡sin comisiones!

 ¡Regístrate ahora!

More articles

Comments

  • No comments available

Comment this article