Cómo contratar a tu primer freelancer en seis pasos

04.07.2018

El trabajo freelance ha pasado de ser algo aislado a convertirse en un estándar mundial en los últimos 10 años. Tanto si eres propietario de una pequeña empresa, como si eres el director ejecutivo de una gran compañía, es posible que la idea de trabajar con profesionales freelance se te haya pasado por la mente alguna vez.

Es lógico, pues, en términos generales, los freelancers están motivados, cuentan con experiencia y son mucho más flexibles que los trabajadores tradicionales.

Sin embargo, puede costar un poco atreverse a dar el primer paso y sumar al equipo a uno de estos profesionales. Tu negocio puede sacar provecho de esta situación, siempre y cuando sepas cómo, claro.

Para guiarte y ayudarte a contratar tu primer freelancer, hemos creado una guía de 6 pasos para que encuentres al mejor candidato para ese puesto vacante o proyecto sin que te cueste sudor y lágrimas.


1. Define las tres habilidades principales que tu proyecto necesita

Para comenzar, debes ser muy claro acerca de lo que realmente estás buscando. Piensa sobre lo que tu proyecto implica, cuánto tiempo podría alargarse y cuánto estarías dispuesto a pagar. Este último detalle, realmente necesitaría todo un post, pero puedes encontrar indicadores preguntando a tus compañeros, en Internet, etc. No optes por la opción más barata, ya que, a menudo, es también la peor.

Define, por tanto, las tres habilidades que precisas para el proyecto. Por ejemplo, dominar cierto lenguaje de programación, escribir un tipo de contenido o cualquier otro conocimiento.

Cuanto más específicas sean esas habilidades, mucho mejor.


2. Anunciar la vacante vs. escoger el freelancer tú mismo

Cuando ya sepas qué necesitas, utilizarás esas habilidades como palabras clave. Hay dos formas de hacerlo.

La primera modalidad es anunciar la vacante. Esto podría requerir más esfuerzo. Por ejemplo, si buscas perfiles de IT, puedes poner el anuncio en plataformas gratuitas como freelancermap o en grupos de redes sociales. Esto garantizará que te lluevan las solicitudes.
 

Encuentra el próximo freelancer para tu proyecto   Publica tu oferta ahora, ¡es gratis!


La otra opción es seleccionar tú mismo a los trabajadores freelance. En este punto, tienes la oportunidad de escoger a alguien que se ajuste realmente a tu proyecto como un guante. Puede ser un profesional que ya conozcas, ya sea por recomendaciones o por su reputación.

No obstante, esta modalidad también requiere tiempo e implica que tú te acerques a los profesionales y no al revés. Enviar decenas de emails supone más trabajo que recibirlos.


3. Enfócate en la experiencia probada

Sea cual sea la vía de búsqueda escogida, ya tienes un grupo de candidatos para el proyecto. ¿Cómo decidir quién es el más adecuado?

Probablemente, tengas frente a ti un sinfín de solicitudes, por lo que lo primero es filtrarlas.

La manera más fácil de hacerlo es ordenarlas en base a la experiencia. Algunos candidatos dirán que cuentan con las habilidades requeridas, pero no tendrán cómo demostrarlo. Esas deberían ser las primeras personas que deseches.

Presta atención a los detalles, pues así identificarás quién ha leído los requisitos de tu proyecto y ha comprendido lo que estás buscando.


4. Realiza entrevistas con algunos posibles candidatos

Tras el primer filtro, debes haberte quedado con un reducido grupo de candidatos. Entre 5 y 10 personas parece un número más que razonable. Todas ellas están motivadas para afrontar el proyecto y tienen las habilidades exigidas.

Es el turno de realizar las primeras entrevistas. Como consejo, mejor opta por las entrevistas por teléfono o, preferiblemente, vídeollamadas. Hablar y ver al mismo tiempo al candidato, realmente marca la diferencia, incluso si no es cara a cara. Skype o Google Hangouts son dos de las alternativas más populares para ello.


5. Contacta con sus empresas anteriores

Si ya tienes a los finalistas, pero no eres capaz de decidir entre ellos, aún queda una cosa por hacer. Pregunta a antiguas empresas para las que trabajaron cómo les fue con ellos. Los buenos profesionales freelance siempre recibirán recomendaciones.

Los grandes recibirán elogios. Si tienes a algún candidato en una de estas categorías, la elección es sencilla. Si se trata de un gran proyecto, también podrías ponerte en contacto con antiguos empleadores para aprender más sobre la forma en la que trabajaron juntos.


6. Prepara el contrato

Por último, cuando todo está dicho y hecho, hay un paso final: elaborar el contrato. Se trata del único paso del proceso en el que casi siempre es necesario recibir ayuda externa. Si no dominas bien la redacción de un acuerdo legal entre tu empresa y el profesional freelance, lo mejor es que te dejes ayudar por un experto. Puedes confiar en el freelancer que estás contratando y continuar sin contrato, pero recuerda que cualquier cosa puede pasar. La mejor protección frente a cualquier eventualidad es, de hecho, un contrato.

¿Preparado para sacar partido de la experiencia de un experto freelancer?    Publica tu Proyecto AHORA


¡Felicidades, ya has contratado a tu primer trabajador freelance!

Tu negocio puede ganar mucho gracias a los profesionales externos, quienes pueden realizar un buen trabajo cuando sea necesario. Comunícate con ellos, págales a tiempo y trátalos como te gustaría que te trataran a ti.

Piensa en los beneficios a largo plazo y construye una relación sólida con aquel profesional que se adecue a tus requerimientos. Hoy en día, esta es la piedra angular de un negocio exitoso.

--
Pic: © Rawpixel

Crea tu perfil freelance gratis y consigue proyectos ¡sin comisiones!

 ¡Regístrate ahora!

More articles

Comments

  • No comments available

Comment this article