7 Razones por las que ser Freelancer es una buena opción para Introvertidos

08.10.2018

“Introvertido” es un término que se ha asociado con la negatividad en la era de la publicidad, de las redes sociales y de ver quién es el que puede gritar más fuerte. ¿Pero es realmente tan negativo?

Basta con observar el origen de la palabra para darnos cuenta de que los introvertidos no solo son personas normales, sino que también pueden ser mejores en ciertas cosas que otros.

La palabra intorvertido, proviene del latín y alude a la capacidad de manifestar los pensamientos y sentimientos hacia adentro. La introspección es, por tanto, una de las habilidades más valiosas que uno puede tener cuando trabaja por cuenta propia.

Pensar en ti mismo, en tu propio negocio, analizarlo, identificar errores y actuar para mejorar ese negocio son cualidades realmente asombrosas. Es más, se trata de cualidades sorprendentes cuando se trata de ser freelancer. Si eres introvertido y te intimida aquello de “tener que venderte a ti mismo”, no te frenes por esto.

He aquí siete razones por las que se puede conseguir la excelencia trabajando como freelance siendo introvertido:


1. Los introvertidos son autosuficientes

En primer lugar, los introvertidos son personas autosuficientes. Esto significa que no necesitan rodearse de un equipo para funcionar. Los descansos para tomar café con alguien con quien conversar pueden resultar agradables, pero no son indispensables para las personas introvertidas. Los extrovertidos, en cambio, se nutren de la interacción y energía de los demás.

Los introvertidos son capaces de tomar esa energía de sí mismos. Muchos de los profesionales freelance que luchan contra la soledad pueden ser extrovertidos.

El trabajo por cuenta propia no se asocia normalmente con trabajar cara a cara con otras personas ocho horas al día. Para algunos, esto es una maldición. Pero los introvertidos tienden a prosperar cuando se mueven en estos ambientes de trabajo.


2. Son capaces de alcanzar una concentración profunda

Hablando de entornos de trabajo, a los introvertidos no les suelen gustar las oficinas concurridas y llenas de distracciones. Y no es difícil averiguar por qué. Conversar con sus compañeros de trabajo puede ser divertido de vez en cuando, pero construir su propio negocio freelance es una labor extremadamente complicada.

Los introvertidos son excelentes a la hora de alcanzar ese nivel profundo de concentración en el que no hay distracciones, es decir, en aquellos ambientes donde no hay nadie a su alrededor. Si trabajas mejor solo y tratas de hacerlo con otras personas presentes, es posible que seas introvertido. Esto significa que, muy probablemente, serás más próspero en las condiciones de trabajo típicas de un profesional independiente.

Los extrovertidos pueden fácilmente crecer solos en un negocio completamente solitario. Sin embargo, los introvertidos normalmente triunfan en aquellas áreas en las que pueden centrarse únicamente en su propio trabajo y tener un control completo del éxito de un proyecto. Esta capacidad para alcanzar un alto nivel de concentración conduce a una mayor productividad y, a su vez, a unos ingresos más elevados a final de mes.


3. Son capaces de ver sus propios errores

Volviendo a la definición de introvertidos, el hecho de dirigir los pensamientos hacia adentro es, en realidad, una de las habilidades más valiosas para los freelancers. A muchas personas les puede resultar difícil enfrentarse a sus propios errores, pero no a los introvertidos. Tienden a pasar mucho tiempo enfocados en sí mismos y meditando sobre acciones pasadas. Esto, traducido a un entorno empresarial, es una habilidad muy preciada. De hecho, es una de las habilidades esenciales que debería poseer todo freelancer.

Como profesional freelance, deberás analizarte todo el tiempo. No hay informes anuales, no hay ningún compañero que destaque más, ni tampoco ningún jefe impertinente. En resumen, hay mucha menos evaluación externa. Ofrecerse a uno mismo una retroalimentación analítica es vital para el éxito de los trabajadores freelance.

 

 


4. Tienden a crear relaciones sólidas y a largo plazo

Incluso con los clientes, las personas con carácter introvertido pueden construir relaciones mejor que otras. Formar parte de una red enorme y conocer a todos no es necesariamente el camino a seguir al construir una red como freelancer. No tienes por qué hablar con cientos de personas al mismo tiempo. Es más, a veces es hasta contraproducente.

Es mucho más importante erigir relaciones sólidas con los clientes. Este es el tipo de clientes que te contratarán de nuevo, que te recomendarán a otros y que, con mucho gusto, dejarán una referencia. Es, por tanto, la clase de relaciones que las personas introvertidas prefieren construir, a diferencia de aquellas que son más fugaces.


5. Aprovechan la flexibilidad al máximo

Como introvertido, un trabajo convencional puede ser demasiado restrictivo. Hay cosas que irremediablemente tendrás que hacer: conversar en la máquina de café, ir a tomar algo después del trabajo o participar en llamadas en conferencia. Pero, como freelancer, tienes el control. Eres tú quien determina dónde trabajas, con quién conversas y cómo hablas con ellos. En este ámbito no suelen darse las interacciones comerciales “forzadas”. Este control permitirá a las personas introvertidas crear el entorno de trabajo perfecto para ellos mismos.


6. Pueden hacer marketing innovador

Los freelancers deben aprender a darse a conocer y, por ende, a aplicarse las estrategias del marketing a ellos mismos.

Pese a que el networking y el marketing suelen ser entornos indicados para extrovertidos, quienes prefieren formas más pequeñas de comunicación  pueden encontrar fórmulas innovadoras para llamar la atención de las personas hacia su trabajo. Por ejemplo, los reclutadores están cansados de escuchar el mismo discurso repetitivo una y otra vez.

De ahí que los introvertidos gocen de más éxito en los entornos más pequeños e íntimos. Una conversación en una cafetería en la que se eliminan los discursos que parecen un guion y donde las personas pueden hablar de tú a tú sobre lo personal y lo profesional causará una impresión mucho mayor que la mejor presentación profesional.


7. Las redes sociales favorecen el networking

Por último, pero no menos importante, los introvertidos tienden a ser mucho mejores en el uso de las redes sociales.

Como freelancers, pueden identificar aquella plataforma que les permita comunicarse como prefieran. Además, las redes sociales permiten sopesar el mensaje a enviar. Hay menos ansiedad. Esto significa que puedes meditar sobre tu publicación, elegir cómo te presentas e, incluso, realizar las correcciones que te parezcan convenientes posteriormente.

Interactuar con miles de personas en Internet es mucho más sencillo que hacerlo en la vida real. Con un entorno de negocios cada vez más digital, saber cómo dinamizar y hacer crecer una audiencia online es una de las habilidades más valiosas que alguien puede tener, sea freelancer o no.


¿Se te ocurre algún otro motivo que explique por qué el trabajo freelance y los introvertidos encajan tan bien? ¡Envíanos tus ideas en un comentario!

Crea tu perfil freelance gratis y consigue proyectos ¡sin comisiones!

 ¡Regístrate ahora!

More articles

  • 10 habilidades que ningún freelancer puede dejar de hacer

    A menudo hablamos sobre cuántas cosas son necesarias para tener éxito como freelancer, pero raramente decimos cuáles son exactamente, principalmente por que son muchas. Todo el mundo que ha intentado ser freelancer por uno o dos años sabe cuán amplio es el conjunto de habilidades requeridos.
  • Obtener Ingresos pasivos siendo freelancers con 6 alternativas

    Las actividades de freelancer están normalmente asociadas con un ingreso activo. Es decir, recibes dinero por las horas de trabajo realizadas o por trabajo finalizado. Sin embargo, los freelancers también pueden aprovechar y recibir ingresos de forma pasiva.
  • Empezar tu carrera como freelance sin despedirte de tu trabajo estable

    Empezar una carrera como freelancer se puede ver al principio un reto. Dejas a un lado la seguridad económica que te da tu trabajo estable y sales de tu zona de confort. Cambiar de tu trabajo habitual a trabajar como autónomo no siempre va a ser sencillo, pero tampoco tiene que ser aterrador. Puedes empezar aceptando proyectos freelance mientras trabajas a tiempo completo.

Comments

  • No comments available

Comment this article