Cómo calcular el precio por tus servicios como freelancer

07.10.2015

Para los freelancer a veces es muy difícil determinar cuanto quieren o pueden cobrar. Además, el proceso de negociación con el cliente final puede ser muy complicado. En este artículo te damos algunos consejos para ayudarte a determinar el valor de tu trabajo y saber cuándo y cuánto deberías recibir por tus servicios.

1. Precios por servicio, no por horas
Primero vamos a echar un vistazo a la forma ideal para calcular el precio del servicio. En general, la gente no se lanza a lo loco en su carrera como freelance. Normalmente ya han trabajado en empresas y están acostumbrados y entienden que el trabajo se cobra por hora. Las empresas utilizan el pago por hora porque es algo agradable y sencillo, y porque siempre se ha hecho así. Sin embargo hay muchas razones por las que los freelancer deberían optar por cobrar por el servicio completo en lugar de por horas de trabajo.

En primer lugar, no tendrás que dejar de disfrutar de una de las mayores ventajas de trabajar como freelance: trabajar cuando tu quieras. Además un salario por hora puede reducir tu potencial y tu motivación. Sin embargo si pones un precio por el servicio completo el efecto será el contrario y trabajaras más eficientemente para conseguir tu objetivo final. Por otro lado, si eres bueno en lo que haces y lo haces rápido, no hay ninguna razón por la que cobrar menos. Por ejemplo, si tienes mucha experiencia con un producto sobre el que tienes que escribir, podrás escribir tres páginas en una hora, sin embargo una persona que no conozca el producto necesitara mucho más. Por eso, piensa en ofrecer tus servicios a un precio completo en lugar de por hora de trabajo.

2. Influencia de la competencia
Este consejo vale para casi cualquier trabajador. Ten en cuenta a la competencia. ¿Cuánto cobran por sus servicios? Muchos publican sus precios online y a otros les podras preguntar directamente, pero siempre teniendo en cuenta que pueden tener interés en decirte un precio demasiado alto o demasiado bajo en su propio interés. Pero no solo es importante saber cuánto cobran, sino por qué lo hacen. Compara tu trabajo con el suyo y también tu experiencia. Investiga si estás de los primeros o de los últimos en relación a tu servicio y experiencia. Esto te dará una idea de si puedes ser más agresivo con tus precios o si tienes que mantenerlos a un nivel bajo.

3. Fija una tarifa mínima
Una vez que hayas realizado los primeros trabajos, podrás determinar aproximadamente que precio mínimo quiere cobrar por tus servicios. Esto será crucial a la hora de negociar con los potenciales clientes. Una manera sencilla de calcular este precio es dividir tu salario presente o anterior entre las horas de trabajo que tienes previsto invertir. Si es el principio de tu carrera, piensa en lo que vale tu tiempo para ti. Si quieres tener una carrera de éxito como freelancer, tus precios tendrán que ser suficientemente altos como para motivarte y entregar lo mejor de ti superando cualquier límite. 

4. Negociar
Tener estas cosas en mente te ayudarán a la hora de negociar, sabiendo por donde empezar y hasta donde llegar. Tienes el formato de pago definido (hora o servicio), sabes cuanto gana la competencia y sabes cual es el importe mínimo por el que trabajarías. Tu cliente querrá en muchas ocasiones pagarte por debajo de ese mínimo. En ocasiones, quizás quieras aceptar una oferta porque te da unos beneficios indirectos. Este sería el caso de trabajar en un proyecto para una gran empresa de reconocido prestigio que hará mejorar tu reputación. Sin embargo tendrás que saber cuando defender tu posición y esforzarte para que se reconozca tu trabajo. Si no hay beneficios indirectos y estás convencido de que tu trabajo no vale tan poco, no aceptes ofertas por debajo del mínimo que te has fijado. Por último, no debes olvidarte de ir modificando tus precios. Cada cliente es diferente y tu experiencia aumenta conforme vas trabajando con ellos. Vuelve a evaluar lo que vales cada vez que sea necesario y no solo cuando aumente tu experiencia, también tendrás que estar pendiente de la simple evolución del mercado. Aparte de eso, si un cliente se niega a aceptar tus tarifas te puede ser muy útil, ya que te puede dar un indicio de que deberías cambiar tus tarifas o te dará experiencia para saber como negociar la próxima vez. De hecho, la práctica hace la perfección.

Revisa cada cierto tiempo la evolución de tu negocio con los indicadores de rendimiento (KPI) y ajusta los precios en consecuencia.

Imagen: © Mellimage - fotolia.com
Crea tu perfil freelance gratis y consigue proyectos ¡sin comisiones!

 ¡Regístrate ahora!

More articles

  • Métodos de financiación: Ventajas e inconvenientes de la factorización de facturas

    Al inicio de su carrera, los freelancers son extremadamente dependientes de sus flujos de caja y algunos, deben cesar su actividad por este problema. Una de las opciones que tienen los freelancers es adelantar su flujo de caja a través de la factorización de facturas. ¿Es una buena opción?
  • 5 preguntas a las que se enfrenta un freelancer en Navidades (y algunas respuestas)

    Las vacaciones de invierno están a la vuelta de la esquina. Los trabajadores a tiempo completo se toman unos días porque la mayoría de sus lugares de trabajo cierran de todas maneras. Pero en tanto que freelancer, tú decides. En función de tus circunstancias y el tipo de cliente con el que trabajas, las navidades pueden representar únicamente un fin de semana largo para ti. Los freelancers cobran cuando trabajan. Eso no implica, no obstante, que no puedas disfrutar de unas vacaciones. ¿Así que qué decides?
  • Cómo manejar 7 tipos de clientes que encuentras frecuentemente

    Clientes, hay muchos. Los freelancers exitosos no sólo son grandes en lo que hacen, si no también son capaces de reconocer lo que sus clientes necesitan en función de como son. Adaptan su producto a las necesidades del comprador y construyen conexiones a largo plazo con ellos.

Comments

  • No comments available

Comment this article