¿Tus clientes no te pagan? – Consejos para evitar esta pesadilla siendo freelancer

07.10.2015

Muchos de los freelancer encontrarán el problema del impago en algún momento. Desde aquí hemos escrito muchas veces sobre las ventajas de trabajar como freelancer, pero es hora de sacar a la luz uno de los mayores inconvenientes: el no ser pagado por los servicios entregados.

De hecho, hace aproximadamente un año, los freelancers crearon la factura más grande del mundo, acumulando los impagos de clientes (puedes verla en #GetPaidNotPlayed). El importe total alcanzado fue de 16 millones de dólares americanos, con lo que se demostró que no es un acontecimiento tan aislado.

¿Por qué ocurre esto? Muchas compañías se retrasan en sus pagos o simplemente no se preocupan de ellas cuando tratan con freelancers. Puede que sea porque no están satisfechos con el trabajo entregado, porque la compañía en cuestión tenga problemas financieros o porque no se informó claramente del importe del trabajo antes de empezarlo. De cualquier forma, aquí tienes algunos consejos para evitar que esta pesadilla para muchos freelancer llegue a ti.

1. Haz un contrato
El primer paso para evitar el impago es formalizar tu trabajo. Ten un contrato preparado y asegurate de que tu cliente lo firme antes de empezar a trabajar. Éste dará seguirdad a ambas partes: tú sabrás que el cliente está obligado a pagar y él que deberás hacer tu trabajo tal y como se explica en el acuerdo. Si las cosas se ponen feas, tener un contrato será tu bien más preciado y la garantía, prácticamente en todos los casos, de que serás pagado.

2. Recibe dinero por adelantado o por cada etapa de trabajo realizada
Una buena manera de asegurar un "juego limpio" es evitar recibir todo el dinero en un solo pago al finalizar el proyecto. Acuerda recibir una parte por adelantado. La cantidad puede variar entre el 20 y el 50 por ciento, dependiendo del campo en el que estés trabajando y de cuanto está dispuesto a darte el cliente. Estos pagos por adelantado no son siempre la mejor opción, pero a veces son necesarios. Por ejemplo, si necesitas financiación para la el trabajo de investigación o un equipo específico para trabajar. Otra opción es definir etapas en el proyecto e ir recibiendo pagos conforme se vaya completando cada una de ellas. De esta forma no sólo recibirás el pago en el momento oportuno por el trabajo realmente realizado, sino que además cada ingreso te mantendrá motivado hasta terminar el proyecto y te dará una seguridad económica.

3. Contacta con el cliente a través de varios canales
A veces incluso ni los consejos anteriores serán sufcientes. En cualquier caso, si todavía no has recibido tu dinero, es hora de contactar con el cliente. Házlo rápido y no esperes a que el importe esté vencido desde hace dos semanas. Probablemente tienes a una persona de contacto dentro de la compañía, así que intenta contactar con ella en primer lugar sin olvidar mantener una postura educada. No te pongas siempre en lo peor. Si envías un correo electrónico y no recibes respuesta, inténtalo llamando por teléfono o enviando una carta tradicional. Si esto tampoco funciona, contacta con el gerente y explícale la situación. Sobre todo mantén el tono educado y da a tu cliente el beneficio de la duda. Muchos de los casos de impago se resolverán llegado este punto y de lo contrario, es hora de ir más a fondo.

4. Conoce tus derechos y defiendete
Si has cumplido tu parte del acuerdo, es obligación del cliente pagar por el mismo. Si ignora tus cartas, faxes, correos electrónicos y también tus llamadas, deberás considerar el hecho de ponerte en contacto con un abogado. La mayoría de ellos te darán una primera sesión gratuita y te darán consejos que te ayudarán a entender las obligaciones legales de ambas partes. Empezar una batalla legal puede ser un proceso largo y agotador, tanto financieramente como mentalmente, pero a veces puede merecer la pena. No dejes que tu cliente se vaya con tu dinero, sobre todo si has seguido los consejos que te hemos planteado hasta el momento. Éstos serán la prueba de que el cliente lo está haciendo mal. Llevar a tu cliente a jucio deberá ser el último recurso, pero lamentablemente a veces no queda otra solución.
Probablemente sobra decirlo, pero evita todos esos clientes con los que has tenido algún problema para disfrutar así de las ventajas de ser freelancer y no tener que pelear una y otra vez por obtener un dinero que te pertenece.

Pic: © Kelpfish - fotolia.com
Crea tu perfil freelance gratis y consigue proyectos ¡sin comisiones!

 ¡Regístrate ahora!

More articles

  • 4 plantillas que todo freelancer debería tener

    La burocracia es algo que pocos freelancers tienen en cuenta al principio. Sin embargo, manejar diferentes documentos es una parte importante del trabajo, así que ¡más vale estar preparado! Puede parecer intimidante al principio, pero con el sistema correcto puede salvarte un montón de tiempo.
  • Propuestas y presupuestos freelance: Consejos y plantillas

    Los freelancers tienen que enviar a menudo sus propuestas activamente para recibir un proyecto (también en freelancermap.com). Escribir estas propuestas puede ser complicado, pero simplemente tener un par de cosas en mente pueden marcar la diferencia. Te dejamos con unos pasos y plantillas que mejorarán tus posibilidades de obtener nuevos proyectos.
  • Los 3 métodos de pago más populares entre los freelance: Ventajas y desventajas

    Los freelancers trabajan con un objetivo en mente: "cobrar por los servicios entregados". Para poder hacerlo con éxito, tienen que elegir la opción correcta entre todos los métodos de pago disponibles. Pero, ¿cuál es la mejor opción para que te paguen como freelancer?

Comments

  • No comments available

Comment this article