Comisiones por referencia a freelancers – ¿Qué debes hacer?

C

A muchos freelancers les encanta recomendar a otros freelancers a cambio de una comisión. No hay nada malo en este tipo de referencias, ¿Pero como hacer funcionar estás referencias y cuánto cobrar por ello?

Las comisiones por referencia o recomenación son una manera de ganar un dinero extra fácilmente y que suponen muy poco mantenimiento.

Siempre que todas las partes se beneficien y nadie sea tratado injustamente, el pago de comisiones por referencia puede ser una buena opción.

Pero a veces las cosas no funcionan así. A menudo, los freelancers que se dedican a realizar estas referencias por comisión, se olvidan de que otros podrían no están familiarizados con ellas.

Este artículo te ayudará a saber tratar con comisiones por recomendación:

  1. Señales de alerta cuando trabajes con comisiones por referencia
  2. Cómo trabajar con comisiones por recomendación – Buenas prácticas
  3. ¿Cuánto cobrar por referencia? Comisiones aceptables
Comisiones por referencia de clientes - Como usarlas correctamente

Señales de alerta al trabajar con comisiones por referencia

Aquí puedes encontrar algunas señales de alerta que pueden indicar que estás lidiando con alguien poco serio:

1. Cuando no divulgan toda la información desde el primer momento

Las comisiones son como una condición en un contrato. No es algo que puedas introducir más tarde. Si alguien espera un pago total o un porcentaje de un trato porque han actuado de intermediarios entre el contratista y el freelancer, mejor que lo digan inmediatamente.

2. Preguntar después de que el freelancer y el cliente hayan acordado un precio

Esta segunda señal de alerta es un agravamiento exasperante a consecuencia de no divulgar toda la información previamente. Hay gente que solicita comisiones después de que el trato entre las otras dos partes se haya cerrado. Esto es algo increíblemente injusto.

Primero, permite a la persona que ha proporcionado la comisión a medir cuánto sacas por el trabajo y la posibilidad de aumentar más que su comisión habitual en consecuencia.

Segundo, si el freelancer que desempeña el trabajo está al tanto de la comisión, les da una serie de posibilidades. Por ejemplo, negociar con el cliente por una cantidad ligeramente mejor que tu precio habitual para compensar la pérdida neta de la comisión.

Engañar a la gente con esta opción, solicitando una comisión inesperada es simplemente algo absurdo y poco profesional.

3. Actuar como si fuera algo totalmente normal

“Claro, sin duda, todo el mundo en nuestro campo lo hace”.

No importa lo que te digan los freelancers que cobran comisiones, no es algo normal en el sector.

No puedes esperar una comisión solo porque es algo que existe. Si alguien actúa como si mencionar la existencia de una comisión fuera totalmente normal, deberías considerar no trabajar con esa persona en el futuro.

Cómo plantear las comisiones de una manera correcta

Honestidad y transparecia

La manera segura y correcta de hacerlo: sé completamente abierto con ambas partes.

Díselo al cliente y al freelancer al que estás recomendado y si alguien no está de acuerdo con ello, pueden retirarse.

Sí, el cliente y el freelancer al que recomiendas pueden hacer un trato sin pagarte nada a ti. Pero ambos saben que trabajan contigo por una razón. No des por supuesto que todo el mundo va a clavarte un puñal en la espalda en cuanto tengan la oportunidad.

Ser honesto y transparente es la mejor política cuando se trata de las comisiones por referencia.

Lidiar con comisiones inesperadas: ¡di no!

Solo hay una manera de tratar con gente que pide dinero por una referencia después de haber hecho el trabajo o cerrado el contrato: Mantente firme y di no.

Siempre que no haya habido total transparencia desde el principio, no estás legalmente obligado a pagar a alguien solo porque decidan pedírtelo sin avisar.

La gente que hace eso no permanecerá en el negocio durante mucho tiempo, por que no es gente de confianza. Además, son personas con las que no vas a querer trabajar de forma regular.

Una solicitud de comisión de manera inesperada quemará sus relaciones de negocios y sin ellas no podrá basar un modelo que depende de las comisiones.

Así que, si alguien te pide una comisión después de que hayas acordado hacer el trabajo o incluso al comienzo del mismo, simplemente di no.

No te sientas como si les debieras algo, porque ellos son los que se equivocan. Las comisiones inesperadas demuestran falta de profesionalidad, insostenibilidad como modelo de negocio y, francamente, son una práctica algo mezquina.

¿Cuánto cobrar por referencia? Comisiones por referencia aceptables

Decidir la comisión que pagarías a alguien que te refiera a un cliente potencial o proyecto depende de ti.

Sin embargo, hay algunos detalles que deberías considerar antes de plantear el importe de la comisión:

  • ¿Pagas una comisión de referencia por un lead o sólo si consigues el trabajo?
  • ¿Va a estár el freelancer que te recomienda involucrado en el proyecto? ¿Cuánto?
  • ¿Se va a encargar de gestionar todo el papeleo, contratos, etc. con el cliente?

Estas preguntas te ayudarán a definir cuánto vas a cobrar si alguien te refiere un proyecto o un cliente.

El porcentaje estándar de la tarifa de referencia podría ser de alrededor del 10% para los trabajos cerrados.

Por ejemplo, podrías empezar con un 2 – 5% por una introducción por correo electrónico con el cliente y subir hasta un 15 – 20% para proyectos donde el freelancer que te envía el cliente va a tratar con el cliente.

No solo es posible trabajar con porcentajes. También podrías trabajar con una comisión fija. Por ejemplo, un pago de 100 dólares por referencia para proyectos de 1.000 a 3.000 dólares, un pago de 300 dólares por proyectos de 3.000 a 5.000 dólares y 500 dólares por proyectos de hasta 5.000 dólares.

¿Has tenido que enfrentarte a comisiones inesperadas? Si es así, ¿cómo lo has solucionado? ¡Cuéntanos tu historia en la sección de comentarios debajo de este artículo!

También te puede interesar:

Ana Martinez

Ana Martínez es traductora freelance y licenciada en pedagogía. Combina su pasión por la traducción con su amplia experiencia en diferentes campos como la educación, recursos humanos y telecomunicaciones. Con su experiencia trabajando internacionalmente, es el perfil idóneo para encargarse de las traducciones al español en nuestro blog.

Por Ana Martinez

Entradas recientes

Cookie Consent One Trust