Cómo construir relaciones duraderas y sólidas con los clientes

C

Para muchos freelancers, construir relaciones duraderas con los clientes que perduren a largo plazo es la clave para un negocio exitoso. Si tienes relaciones fuertes con tus clientes, lo más problable es que acabes trabajando más horas para ellos y por supuesto, esto se verá reflejado en los ingresos.

Al tener relaciones duraderas con los clientes tendrás que dedicar menos tiempo a buscar clientes nuevos. Así, podrás centrarte en tu trabajo real, ya sea diseñar, programar o escribir.

La pregunta es: ¿cómo conseguimos crear ese vínculo duradero con nuestros clientes?

Si acabas de empezar tu andadura como profesional freelance, puede resultar difícil establecer relaciones sólidas con los clientes. De hecho, lo más seguro es que te estés cambiando de un trabajo y cliente a otro.

En este artículo vamos a mostrarte algunos consejos sobre cómo establecer relaciones que realmente puedan resistir el paso del tiempo. Así generarás nuevas opciones para tu negocio con clientes a largo plazo.

En primer lugar, vamos a la importancia que tiene mejorar las relaciones con los clientes.

¿Por qué es importante construir relaciones duraderas con los clientes?

Quizás estés feliz cambiando de clientes cada mes, o quizás no. Por ello, puedes estar pensando cuáles son los beneficios de tener clientes estables con los que trabajar regularmente.

¿Lo bueno de ser freelancer no es la flexibilidad?

Si. Pero tener clientes duraderos que resisten en el tiempo pueden ser claves en tu negocio.

1. Ingresos estables para tu negocio

Sin lugar a dudas, uno de los mayores miedos de los freelancers es no contar con ingresos estables cada mes.

Ser freelancer da gran libertad e independencia, pero también hay que aceptar que los ingresos no son estables. No es lo mismo que en un empleo fijo, donde el trabajador recibe un sueldo seguro cada mes.

Sin embargo, construir relaciones sólidas con aquellos clientes que pueden darte trabajo de manera regular, puede acercarte mucho más a unos ingresos estables.

Saber que vas a recibir cierta cantidad fija cada mes te proporcionará un plus de seguridad. Esta seguridad es valiosísima cuando se es trabajador freelance.

Además, de manera indirecta, los clientes más estables te harán ganar más dinero. ¿Por qué?

Porque dedicarás menos tiempo a buscar nuevos clientes. Ese tiempo no es remunerado, por lo que al final tendrás más tiempo para trabajar y generar más ingresos. 

2. Ganas confianza con el cliente y los futuros

Tener clientes fijos no solo establece un vínculo de confianza entre vosotros, sino también con clienets potenciales.

Pensando como un cliente, ¿será mejor trabajar con alguien que mantiene sus clientes a lo largo del tiempo o con alguien que ha tenido inumerables contratos?

Permanecer en contacto con un cliente y seguir trabajando con él a lo largo del tiempo demostrará que se puede confiar en ti y que eres una persona comprometida y constante.

Por supuesto, te puede brindar una interesante fuente de testimonios para mostrar a los clientes que estén por venir.

Y recuerda: Lo que dicen los clientes de ti en estos testimonios es una de las “estrategias de marketing” que mejor funcionan. 

3. Consigues más referencias y contactos con potenciales clientes

Por último, estrechar la relación con tus clientes y mejorarla es una buena manera de obtener más recomendaciones.

Si tienes un cliente que deposita su confianza en ti de manera permanente, significa que no le importará recomendar tus servicios a otras empresas y/o colegas de negocios.

Crea relaciones duraderas con tus clientes actuales es, por tanto, una vía para establecer relaciones también sólidas con futuros clientes.

¿Cómo conseguir construir relaciones fuertes y duraderas con tus clientes?

Ahora bien, una vez visto el increíble potencial que tiene mejorar las relaciones con nuestros clientes, toca pasar a la acción.

Hemos recopilado una serie de consejos que te ayudarán a mantener tu relación con tus actuales clientes que se mantengan en el tiempo. ¿Estás preparado/a?

1. Da siempre lo mejor de ti

Para construir relaciones duraderas con los clientes es indispensable que hagas tu trabajo lo mejor posible.

Recuerda que, por lo general, un contrato no arrancará como una promesa de trabajo a largo plazo, sino, más bien, se te presentará como un proyecto único que deberás entregar en el corto plazo.

Eso sí, mira más allá de ese contrato para descubrir que fácilmente puede convertirse en un trabajo a largo plazo si das lo mejor de ti (y si sabes que el cliente puede tener nuevas necesidades una vez que completes el trabajo).

Ofrecer la máxima calidad es la fórmula para demostrar a tus clientes que tú eres el negocio que puede ayudarles a crecer. Si le enseñas que eres capaz de completar un proyecto ciñéndote a sus especificaciones, lo que sigue irremediablemente es más y más trabajo para ti en lugar de arriesgarse a contratar a otro profesional freelance que no conocen.

2. Los pequeños detalles marcan la diferencia

Dar lo mejor de ti en el trabajo y construir una relación de confianza con tus clientes van de la mano. Para edificar relaciones sólidas con los clientes, debes ser confiable, excelente en tu trabajo y responsable.

Por supuesto, la confianza puede adquirirse de varias maneras: desde responder a los correos electrónicos con cierta inmediatez y profesionalidad, hasta sugerir una corrección. Esfuérzate por mantener la profesionalidad en tus tareas y, sin pedirlo, obtendrás la confianza de tus clientes.

3. Entiende a tu cliente e identifica lo que necesita

Una extraordinaria manera de establecer relaciones duraderas con sus clientes es identificar qué pueden necesitar de ti en el futuro.

La mayoría de las empresas suele contratar freelancers porque no cuentan con la experiencia requerida para realizar el trabajo por ellas mismas. Entonces, también podrás ofrecer tu opinión experta sobre otros aspectos de su negocio.

Por ejemplo, si te contratan para escribir el copy de un sitio web, como redactor de textos publicitarios le puedes explicar los beneficios de actualizar el blog con frecuencia y aprovechar para ofrecer tus servicios.

La clave aquí es identificar dónde podrías ayudar de verdad y qué oportunidades laborales merecen tu tiempo.

4. Sé agradecido por la oportunidad brindada

Lo más seguro es que tu cliente tenga muchas opciones de trabajar con otros profesionales en tu sector (independientemente de cuál sea), pero, no obstante, decidió apostar por ti. Esto es estupendo porque su decisión te está permitiendo continuar trabajando por cuenta propia.

Diles o, mejor,  muéstrales que aprecias verdaderamente esta relación de negocios. Son los gestos más sencillos los que verdaderamente importan, así que envíales un sincero email de agradecimiento.

Incluso, puedes ir un paso más allá y ofrecerles algo más. Por ejemplo, si diseñaste un sitio web para una pyme, cuéntaselo a tus amigos y conocidos a través de las redes sociales:

“Oye, echa un vistazo a mi último diseño. (Nombre del cliente) fue un cliente estupendo para trabajar y (su producto o servicio) es increíble”.

Se trata de una promoción gratuita para tu cliente y un detalle muy bonito y sobre todo valioso que, sin duda, apreciará.

Y, muy importante: no los olvides a largo plazo. ¿Ha logrado un hito en el negocio? Dale la enhorabuena. ¿Es su cumpleaños? Felicítale.

Estas iniciativas te diferenciarán del resto.

¿Cómo mantener esa buena relación que has conseguido?

Mantener relaciones duraderas con tus clientes no tiene por qué ser difícil. De hecho, te empezará a parecer natural a medida que vayas consiguiendo más clientes fieles con los que trabajar en el largo plazo.

Una de las mejores maneras de mantener relaciones sólidas es mediante la comunicación.

Comunicarte regularmente con el cliente es esencial para crear confianza. De esta forma podrás detectar cualquier problema antes de que sea perjudicial para vuestra relación.

Asegúrate de responder siempre a los mensajes rápidamente (dentro de tu horario, claro), aborda cualquier conflicto que surja y busca constantemente formas de mejorar tu relación con los clientes.

Si tratas a tus clientes actuales de igual modo que manejarías el acercamiento a un nuevo cliente, no tendrás ningún problema.

Por supuesto, hay distintos tipos de clientes, y no hace falta decir, que te deberás esforzar en mantener aquellos que son valiosos para tu negocio (nada de indecisos, sabelotodo o aprovechados).

¿Estás buscando clientes duraderos para estabilizar tu negocio freelance? ¡Coméntanos sobre los desafíos a los que te has enfrentado y cómo los has superado!

Natalia Campana

Natalia Campana forma parte del equipo internacional de www.freelancermap.com. Enamorada de las nuevas tecnologías y la interculturalidad, tras reunir diferentes experiencias laborales trabajando en varios países como EE.UU, Reino Unido o Alemania, ahora centra sus esfuerzos en ayudar a freelancers a encontrar nuevos proyectos y clientes a nivel mundial.

Deja tu comentario

Entradas recientes