5 cláusulas imprescindibles en un contrato freelance

01.10.2015

Trabajar con contratos es esencial para tener un negocio freelance fiable, seguro y que funcione. Los contratos sirven como colchón de seguridad para el freelancer y para el cliente. Aseguran que nadie saldrá malparado de la relación de negocio y si las cosas se pusieran feas, te podrá ayudar frente a la justicia.


A pesar de su importancia, muchos freelancers son reacios a redactar sus propios contratos. O bien porque creen que no son capaces de utilizar el lenguaje legal, o bien porque tienen miedo de olvidar “la letra pequeña”.

Aunque para el primer contrato sería recomendable ponerse en contacto con un abogado, también puedes redactar tus contratos por ti mismo/a. Si tu también te estás preguntando cómo hacer un contrato freelance en condiciones, has llegado al sitio correcto.

Para ayudar a todos aquellos que van a redactar sus contratos por su cuenta, hemos preparado una lista con las cinco cláusulas que deberían estar incluidas en cualquier contrato freelance, tanto si eres diseñador gráfico, copywriter o programador.
 

1. Tarifas de precios de trabajo


En primer lugar, un contrato no debería dejar la menor duda en cuanto al coste de tus servicios. ¿Vas a cobrar una suma fija por todo el proyecto, o por las horas de trabajo invertidas en el proyecto? En algunas ocasiones se recomienda cobrar por hora, ya que conocer por adelantado cuánto tiempo llevará desarrollar el proyecto puede ser extremadamente difícil. Además, si al final tienes una acumulación de trabajo, querrás cobrar por el tiempo real que has invertido en el trabajo.

Si decides facturar por hora trabajada, se recomienda incluir una cláusula adicional, que especifíque un mínimo y máximo de horas de trabajo. Allí se indicará que el proyecto no llevará más de X horas , ni menos de Y y de esta manera, se conseguirá una seguridad tanto para ti como para tu cliente.

En cualquier caso, asegrúrate de que tanto tu cliente como tú estéis de acuerdo con las condiciones y tarifas propuestas. De esta forma te ahorrarás problemas a la hora de cobrar por tus servicios freelance.
 

2. Fechas y métodos de pago


En segundo lugar, deberás establecer un calendario de pagos. Si estás empezando como freelancer, cobrar todo el dinero por adelantado puede que no sea la mejor opción (o mejor dicho, la opción más sencilla). Si aún no has creado un amplio portfolio o tienes recomendaciones de clientes que aseguran la forma en que trabajas, puede que a los clientes les cueste confiar en ti. 

Por eso, cuando no es posible cobrar por los servicios pror adelantado, existen diversas alternativas. Unos prefieren cobrar en 3 cuotas, divididas en 40/40/20 o 50/25/25 y otros están de acuerdo en recibir la mitad del dinero por adelantado y el resto al finalizar el proyecto.

Esta decisión depende completamente de ti, pero de nuevo, es importante que esté bien definido en el contrato y que ambas partes estén de acuerdo. Además, el contrato también debería especificar el método de pago que se utilizará. ¿Prefieres PayPal, cheque, depósito o transferencia bancaria? ¿En qué período tiene que pagarte el cliente? Estas especificaciones pueden ahorrarte un montón de problemas más adelante.
 

3. Fecha límite de proyecto y de pago


En general, todos los contratos tienen una fecha de final de contrato o fecha límite para entregar un proyecto. Esto te ayudará, por un lado, a planificarte en el tiempo y por otro, te motivará en tu trabajo. Además, el cliente también se beneficiará de esta cláusula ya que le dará seguridad. En función del proyecto a desarrollar, trata de negociar esta fecha con él y encontrar un punto medio que os convenga a ambos.

Por otro lado, igual que acordaréis la fecha exacta en la que tu deberás entregar el trabajo al cliente. Tendrías que incluir la fecha límite en la que el cliente debea pagarte por tus servicios freelance. En función de tu situación económica como freelancer podrás ser un poco más o menos generoso. Pago de facturas en 7 o 15 días son uno de los tiempos de pago más utilizados entre los freelancers. ¿Qué pasa si el cliente no paga en el tiempo establecido en el contrato? También puedes incluir una cláusula adicional con un importe de penalización por pagos atrasados.
 

4. Kill Fee: Pago por término, interrupción o rechazo


Si por algún motivo tuvieras mala suerte con un cliente, una cláusula “kill fee” o pago por término te salvará de no perder todo el dinero que ya habías ganado. A veces, los proyectos son cancelados una vez que el freelancer ha empezado a trabajar en el mismo. Si no has firmado un contrato con tu cliente, esto significará en muchas ocasiones que no vas a recibir nada por el tiempo invertido en ese trabajo. Sin embargo, si el proyecto se suspende por alguna razón (la empresa quiebra, se cancela el proyecto, etc.) y tu has firmado un contrato freelance con una cláusula por término o interrupción, tu cliente estará obligado a indemnizarte financieramente por el tiempo ya invertido en el trabajo.
 

¿Qué penalización deberías aplicarle a un cliente por cancelación de contrato?


Eso depende mucho de lo que acuerdes con el cliente. Piensa en función de tu nicho de trabajo como podría afectarte la cancelación del contrato y defínelo en el acuerdo con el cliente. Puede ser un % del trabajo, el 25% del presupuesto final, o una cantidad fija, 50 euros por ejemplo.

Sobre todo, fijate bien en que este punto este bien detallado, por que de nuevo puede salvarte de problemas que podrían surgir.
 

5. Derechos de autor o copyright


Por último, no tenemos que olvidarnos de la importancia de los derechos de autor, que determinarán a quién pertenece realmente el trabajo. De hecho, existen muchas particularidades en la mayoría de las profesiones freelance en relación con esta cláusula. Por ejemplo, los diseñadores pueden querer mantener los derechos de los dibujos, que no fueron utilizados para el proyecto. Los escritores pueden incluir una cláusula que les permite reutilizar su contenido transcurrido un tiempo determinado.

En general, es recomendable incluir una cláusula con la que conserves todos los derechos de autor hasta que el proyecto esté completado y pagado. Una vez que el trabajo está finalizado, tu cliente obtendrá estos derechos y estarás obligado a no reutilizar o vender el trabajo a ningún tercero. De nuevo, deberás asegurarte de que esta cláusula sea beneficiosa para ambas partes.
 

Plantilla base para redactar tu contrato freelance

Esperamos que hasta aquí todas las cláusulas hayan quedado claras. Ahora bien, ¿no sería más fácil adaptar un contrato ya existente en lugar de tener que empezarlo desde cero? Claro que si.  A muchos, los técnicismos legales de un contrato les echan para atrás y pueden quebrar la confianza que tenían de empezar a trabajar con una nueva persona.

Por eso, Andy Clark un reconocido diseñador web freelance de Reino Unido, decidió compartir el contrato que ha estado usando en Stiffs & Non-sense con la comunidad para que sirva de base y ayude a evitar problemas en el futuro. Puedes ver su killer contract aquí.

Utilizala como idea general para redactar tu contrato y adaptala en función de los servicios que ofreces y la normativa del país en el que resides.

Sobre todo, no te olvides de la importancia de tener un contrato freelance para protegerte legalmente de posibles imprevistos.

Ahora que ya tienes tu contrato freelance, estás listo para encontrar un nuevo proyecto. Echa un vistazo a las últimas ofertas disponibles en nuestra bolsa de proyectos.

¿Te parecen útiles estos consejos? ¿Se te ocurre alguna cláusula más que debería estar incluida? Esperamos tus sugerencias en nuestra sección de comentarios.
--

Imagen: © Halfpoint - Fotolia.com
Crea tu perfil freelance gratis y consigue proyectos ¡sin comisiones!

 ¡Regístrate ahora!

More articles

  • Los 3 métodos de pago más populares entre los freelance: Ventajas y desventajas

    Los freelancers trabajan con un objetivo en mente: "cobrar por los servicios entregados". Para poder hacerlo con éxito, tienen que elegir la opción correcta entre todos los métodos de pago disponibles. Pero, ¿cuál es la mejor opción para que te paguen como freelancer?
  • Métodos de financiación: Ventajas e inconvenientes de la factorización de facturas

    Al inicio de su carrera, los freelancers son extremadamente dependientes de sus flujos de caja y algunos, deben cesar su actividad por este problema. Una de las opciones que tienen los freelancers es adelantar su flujo de caja a través de la factorización de facturas. ¿Es una buena opción?
  • La última lista de chequeo WordPress SEO

    WordPress es una de las maneras más fáciles para los Freelancer, para crear y compartir contenidos con el resto del mundo. Sitios como WordPress ya son parte de más del 20 por ciento del Internet hoy en día. Ya lo hemos dicho antes, pero es un hecho que nos ayuda a comprender lo importante de esta herramienta se ha convertido en un blog.

Comments

  • No comments available

Comment this article